Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete municipios metropolitanos piden el retorno de la EMT

Los alcaldes de Mislata, Paterna, Burjassot, Alboraia, Moncada, Vinalesa y Xirivella han suscrito este jueves una declaración para que se restablezca el servicio

Los alcaldes y alcaldesas de Mislata, Paterna, Burjassot, Alboraia, Moncada, Vinalesa y Xirivella han suscrito este jueves la denominada Declaración de Mislata por el Transporte Metropolitano, en la que piden que se pongan en marcha de nuevo las líneas de autobús de la EMT de Valencia, que fueron eliminadas por el anterior equipo de gobierno del PP.

Los municipios firmantes aspiran a encabezar "un proceso de democratización y regularización de las competencias y servicios de titularidad pública del área metropolitana", en concreto del transporte urbano valenciano desde los servicios de movilidad ya existentes y en funcionamiento.

Explican que el anterior gobierno del PP desmanteló la Agencia Valenciana de Movilidad, un ente dependiente de la actual Consejería de Infraestructuras, Movilidad y Medio Ambiente, encargada de garantizar el transporte y velar por los sistemas de movilidad, "entendiéndolos como servicios públicos básicos para la ciudadanía".

"El Ayuntamiento de Valencia gobernado por Rita Barberá lanzó una ofensiva partidista y territorial durante la última legislatura, exigiendo cantidades económicas astronómicas por mantener unos servicios públicos que los ciudadanos ya pagaban con sus billetes de transporte", "nunca llegaron a justificar el coste real de los servicios, y pasaron por alto el interés y objeto de servicio público", han denunciado los alcaldes de estas poblaciones.

Los regidores consideran que el PP actuó con "ceguera política" al impedir que los nuevos sistemas de movilidad sostenible como el servicio público de alquiler de bicicletas fueran compatibles entre la capital y los pueblos limítrofes" y, en definitiva, "convirtieron el transporte en un arma política para separar y dividir en lugar de unir a las personas".

"Abocaron a la supresión de servicios o incluso a la desaparición de líneas de autobús metropolitano en el año 2012, afectando al transporte de municipios como Alboraia, Burjassot, Mislata, Moncada, Paterna, Vinalesa y Xirivella" e incluso "suprimieron el servicio a algunos barrios de la propia ciudad de Valencia", han explicado los regidores.

Estas poblaciones metropolitanas entienden que es el momento para revertir esta situación, empezando por el propio Ayuntamiento de Valencia, "más si cabe cuando el actual alcalde, Joan Ribó, argumentó antes de tomar posesión de la alcaldía que estos servicios no debían ser suprimidos y que la modificación del trayecto de las líneas no era más que cuestión de voluntad política".

Creen que "debe pasar de las palabras a los hechos, y poner en marcha una nueva política de transportes" e insisten en que se haga de forma inmediata pues solo depende de la voluntad política del alcalde de Valencia, Joan Ribó, "y no de ningún programa ni subvención".

"Exigimos a la nueva dirección política de la EMT, y al gobierno municipal de Valencia, la no-discriminación a ningún municipio para que sus ciudadanos se desplacen hasta la capital. Así mismo, pretendemos que la nueva dirección política de la Agencia Valenciana de Movilidad mejore la intercomunicación entre nuestros municipios mediante sistemas de transporte público sostenibles y eficientes económicamente", señalan.

Coordinar administraciones

El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, ha manifestado al respecto que "Valencia desea que todos los pueblos y pedanías del área metropolitana dispongan cuanto antes del mejor servicio de transporte público para la ciudadanía", por lo que insta también "a que tanto el Consell como la Diputación se pongan cuanto antes manos a la obra para crear la entidad que lo hará posible".

"Que esta situación se revierta a como era antaño, estando de acuerdo todas las poblaciones en que sea así, es algo que depende exclusivamente del Consell, y en el Ayuntamiento de Valencia confiamos en que el gobierno de Ximo Puig cumpla su compromiso y tanto Valencia como las poblaciones de su área metropolitana recuperen el servicio, no ya como era, sino mucho mejor", ha agregado.

No obstante, ha añadido, "independientemente de lo que haga el gobierno autonómico, los técnicos de la EMT, con el gerente Josep García Alemany al frente, ya están trabajando en el estudio de las alternativas para establecer los recorridos y paradas en los pueblos y ciudades del área metropolitana, así como en el coste que supondría para las arcas de la empresa".

Ha recalcado que la voluntad por parte del Ayuntamiento para que se ponga en marcha la Entidad Metropolitana de Transporte, con el fin de coordinar todos los modos de transporte del área metropolitana "es firme" y espera que de la reunión programada para el próximo lunes con la Conselleria de Infraestructuras surja el compromiso de la creación de la Agencia.