Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UCO confirma la conexión entre los dos acusados por el caso Càlig

La Guardia Civil cree que el empresario gallego es el ‘autor intelectual de los hechos’

El empresario gallego acusado de encargar el crimen de su examante, y el presunto mediador que contactó con el sicario se conocían a partir de un amigo en común que preparó un encuentro entre ambos para cerrar una operación inmobiliaria. Lo ha asegurado este miércoles el agente de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, UCO, que dirigió la investigación, durante la cuarta sesión del juicio celebrado en la Audiencia de Castellón. De este modo, el agente ha rebatido la versión de los dos acusados, que siempre han negado conocerse.

El máximo responsable de la investigación ha considerado a Isauro López, el empresario gallego acusado de ordenar y pagar por el asesinato de su examante, Yalennys V., como el autor intelectual de los hechos a consecuencia de una relación obsesiva, marcada por el control y los celos. El investigador ha detallado que durante un registro a la empresa del acusado, la Guardia Civil encontró una cinta con grabaciones de conversaciones telefónicas de la víctima. Además la investigación también detectó un programa espía instalado en el ordenador de Yalennys, mediante el cual el acusado podía vigilar el terminal.

Contacto del sicario con el supuesto mediador

Durante la declaración del investigador también se ha puesto de manifiesto que el sicario condenado como autor material del asesinato y el acusado de poner en contacto a éste con el empresario mantuvieron contacto telefónico antes e inmediatamente después de los crímenes. El investigador de la UCO ha explicado que existen llamadas telefónicas desde el teléfono fijo de la fábrica azulejera en la que trabajaba el sicario, al teléfono móvil del presunto mediador.

La Guardia Civil también ha registrado una llamada desde la República Checa, donde huyó y fue detenido el sicario, al teléfono del acusado. Además, los agentes de la UCO confirmaron durante la investigación que cada uno de ellos tenía anotado en papel el número de teléfono del otro.

El doble crimen se produjo en 2005, cuando un sicario ejecutó de dos tiros en la cabeza a Yalennys Valero y a Juan Manuel Mata, amigo de ésta, en la casa de la joven en Càlig. En 2008 se condenó a 44 años de prisión a Emilio P. como autor material de los hechos. Pero en ese juicio quedó claro que el asesino actuó por encargo y se determinó la existencia de un autor intelectual y un mediador. Ahora, las declaraciones de nuevos testigos han reactivado el proceso y será un jurado popular quien decidirá si fue el empresario quien planificó y pagó por la ejecución, y si el otro acusado actuó como mediador entre el sicario y el empresario. Fiscalía y acusación piden 52 años de prisión por dos delitos de asesinato y allanamiento de morada.

Más información