Mas y ERC escenifican unidad pese a ir en listas separadas

Los dos partidos defenderán en el Congreso el plan independentista de la Generalitat

Josep Rull (CDC) i Marta Rovira (ERC).
Josep Rull (CDC) i Marta Rovira (ERC).Albert Garcia

Convergència Democràtica y Esquerra Republicana presentaron ayer su acuerdo para intentar movilizar ante las elecciones generales los casi dos millones de votantes independentistas que el pasado 27-S apoyaron a Junts pel Sí o a la CUP. Los dos partidos justificaron acudir por separado a las generales por su intención de “maximizar” la movilización independentista.

Más información
ERC exige a Mas que congele una adjudicación de 80 millones
CDC y ERC concurrirán separados al 20-D
Munté aboga por no repetir el pacto con ERC para las generales

La lista de CDC la encabezará con toda probabilidad el consejero de Presidencia, Francesc Homs. ERC está negociando para que su lista la lidere un independiente, Gabriel Rufián, hasta ahora dirigente de la entidad Súmate. Ambas formaciones presentaron ayer conjuntamente el llamado “acuerdo para la unidad de acción independentista” en las Cortes que, sin embargo, no incluye ni formar un grupo conjunto ni presentar una candidatura unitaria para el Senado.

El coordinador de Convergència, Josep Rull, y la secretaria general de ERC, Marta Rovira, comparecieron juntos para explicar el acuerdo en un intento de dejar claro que la unidad de acción del independentismo está garantizada pese a no concurrir juntos a los comicios.

El acuerdo que presentaron tiene cuatro puntos. En primer lugar, se comprometen a “definir y dar contenido al objetivo y estrategia de acción común en las Cortes” que se plasmará en un futuro manifiesto. En segundo lugar, aseguran que apoyarán las decisiones que apruebe tanto el Parlament de Cataluña como la Generalitat “en relación con la hoja de ruta hacia la independencia, garantizando la acción coordinada de los dos grupos parlamentarios”. También se insiste en que el objetivo del 20-D ya no es el plebiscito sino “garantizar el máximo apoyo democrático a las listas independentistas y que estas puedan maximizar sus propios espacios electorales”. Por último, acuerdan que en los respectivos programas electorales se definirá de forma conjunta el seguimiento de la hoja de ruta independentista. Al concurrir separados ERC aspira a vencer a Convergència haciéndose con buena parte de los 300.000 votos que la CUP logró en las autonómicas. Es el mismo electorado por el que también luchará En Comú Podem, la lista que están acabando de articular la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, Podemos e Iniciativa.

El coordinador de Convergència, Josep Rull, y la secretaria general de ERC, Marta Rovira, han comparecido juntos para explicar el acuerdo en un intento de dejar claro que la unidad de acción del independentismo está garantizada pese a no concurrir juntos a los comicios. Tanto Rull como Rovira han insistido en que la lista conjunta tuvo sentido cuando quisieron convertir el 27-S en un plebiscito independentista y que ahora esto ya no tiene sentido porque, según ellos, el plebiscito se ganó tanto en votos como en escaños pese a no haber alcanzado el 50 % de los sufragios.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El acuerdo que han presentado tiene cuatro puntos. En primer lugar, se comprometen a "definir y dar contenido al objetivo y estrategia de acción común en las cortes" que se plasmará en un futuro manifiesto. En segundo lugar, aseguran que apoyarán las decisiones que apruebe tanto el Parlament de Catalunya como la Generalitat "en relación con la hoja de ruta hacia la independencia, garantizando la acción coordinada de los dos grupos parlamentarios".

También se insiste en que el objetivo del 20-D ya no es el plebiscito sino "garantizar el máximo apoyo democrático a las listas independentistas y que estas puedan maximizar sus propios espacios electorales". Por último, acuerdan que en los respectivos programas electorales se definirá de forma conjunta el seguimiento de la hoja de ruta independentista que ya figuraba en el programa electoral de Junts pel Sí.

Marta Rovira no ha querido entrar a valorar hasta qué punto han pesado los casos de corrupción que salpican a CDC en su decisión de no concurrir conjuntamente a las elecciones. Rovira ha asegurado que la lista conjunta fue algo "excepcional" y que por lo tanto es normal que ahora no vayan juntos. Eso sí, ha insistido en que Esquerra pide y pedirá a CDC que "haga limpieza" en los asuntos de corrupción.

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS