Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Revolución tridimensional

Nuevas empresas surgidas en Madrid están ayudando a difundir el mundo de la impresión 3D

Miguel Goñi, en su empresa KitPrinter3D. Ampliar foto
Miguel Goñi, en su empresa KitPrinter3D.

“Estamos a las puertas de una revolución que va a cambiar el mundo”, sentencia Adam Jorquera, uno de los miembros, junto a Javier Gordillo, de la escuela de fabricación digital Los Hacedores. Desde un piso del barrio de Justicia, Adam y Javier imparten talleres de ocho horas sobre modelado y construcción de objetos en 3D. “Por aquí pasan personas de todo tipo, desde señoras de 65 años que desean saber de que va, a arquitectos e ingenieros industriales que lo necesitan para maquetas o piezas únicas”, explican estos dos diseñadores, auténticos avanzados del sector con más de tres años de experiencia.

No son los únicos: Miguel Goñi, al frente de la startup KitPrinter3D, ha lanzado su propio kit para montar tu propia impresora 3D en casa. Su empresa fue de las primeras en dar un servicio completo a aquellos interesados en el mundo de la fabricación digital. “No tenía ni idea de si íbamos a tener un público y ha sido una auténtica sorpresa”, explica este empresario de 38 años. “Desbordó cualquier expectativa que tuviese. Primero por el precio, cualquier persona se lo puede permitir; y segundo por el bombardeo de noticias sobre el tema. Se ha convertido en un pequeño hype”.

Este inicio de curso mas de un padre se habrá sorprendido al ver la nueva asignatura en la que su hijo debía matricularse: Tecnología, Programación y Robótica. Una materia, del bloque de asignaturas de libre configuración, que gira en torno a habilidades tan solicitadas en la actualidad como el pensamiento computacional, el desarrollo del aprendizaje basado en proyectos o las técnicas de diseño e impresión en 3D. Los alumnos de tercero de este curso, por ejemplo, deberían aprender a crear un robot y programarlo. Mientras que los de cuarto tendrían que ser capaces de automatizar una vivienda a través de una aplicación móvil.

Para ello el anterior gobierno de Ignacio González realizó una primera inversión de 1,8 millones de euros con la que ha equipado a todos los institutos de educación secundaria (IES); la mayor asignación ha recaído en la adquisición de 300 impresoras 3D que serán repartidas en cada centro.

Las primeras instituciones en poder contar con este tipo de impresoras fueron universidades como la Carlos III, de allí saldrían los principales investigadores en esta materia. La Universidad Europea también contará con especialistas en el tema: Roque Peña y José Salinas, fundadores de EXarchitects, un estudio creado en 2013. Desde Villaviciosa de Odón han desarrollado aplicaciones de impresión para artistas, ingenieros aeronáuticos y farmacéuticos.

“Comencé colaborando con una artista”, cuenta Peña. “En seguida vinieron las maquetas comestibles, los experimentos con impresión de comida y las presentaciones de ciudades. Nadie hasta ese momento había trabajado con la comida y la impresión”, confiesa este arquitecto de 29 años, que este año inaugura el primer Máster Experto de Impresión 3D en la Universidad Europea de Madrid. “A partir de la repercusión de los eventos realizados con nuestro primer prototipo de impresora 3D EXfood decidimos embarcarnos en el desarrollo de una impresora 3D comercial para pastas comestibles”, relatan.

Mientras tanto, si damos un paseo encontraremos comercios franquiciados como Tr3sdland. “Lo que más se vende en estos momentos son los servicios de impresión”, explica José, el responsable de la tienda de Madrid. “Vienen desde profesores de biología que necesitan realizar sus trabajos, a personas que se bajan diseños y me los envían por correo para que yo se los imprima”.

A todo este enjambre de creación hay que añadir los diferentes Fab Labs o laboratorios de fabricación digital que se han creado en la Universidad CEU San Pablo, la Universidad Politecnica y Medialab-Prado. Además existen lugares autogestionados y abiertos a todo tipo de público, donde se realizan talleres y actividades creativas alrededor de la tecnología; en la zona de Delicias se encuentra el Makespace Madrid, uno de los espacios que mejor representa el espíritu libre y avanzado de la fabricación digital.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram