Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA CON JOSÉ VICENTE GONZÁLEZ, PRESIDENTE DE LA PATRONAL DE LA COMUNIDAD VALENCIANA

“El Gobierno tiene que hacer política y Mas renunciar a la independencia”

El presidente de la patronal de la Comunidad Valenciana cree que el Estado "no tiene más remedio que solucionar el problema de la financiación" del territorio

José Vicente González, presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (Cierval). Ampliar foto
José Vicente González, presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (Cierval).

José Vicente González (Valencia, 1946) fue reelgido en julio presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (Cierval) y en enero, vicepresidente de la patronal española CEOE. En 2011 llegó al cargo días antes de la dimisión del expresidente valenciano Francisco Camps, convivió con su sucesor Alberto Fabra, también del PP, y ha demostrado tener buena sintonía con el nuevo jefe del Consell, el socialista Ximo Puig. González ha anunciado que su segundo mandato al frente de la patronal valenciana será el último.

Pregunta. Las elecciones catalanas han terminado con mayoría en escaños pero no en votos de las candidaturas independentistas. ¿Qué cree que habría que hacer ahora?

Respuesta. Yo creo que el resultado de las elecciones catalanas es un clamor que los políticos deberían saber interpretar una vez se les pase la euforia de la noche electoral en la que todo el mundo ha ganado y nadie ha perdido, cosa matemáticamente imposible. El señor [presidente en funciones de la Generalitat de Cataluña] Artur Mas debería saber interpretar que no tiene una mayoría suficiente para pedir la independencia. Y el Gobierno de Madrid debería interpretar que hay digamos un 50% de catalanes, puede ser un 47,4% pero es la mitad, que se quieren ir de España. Y la otra mitad se quiere quedar pero no en las circunstancias actuales. Por tanto, es tiempo de que los líderes políticos hagan aquello para lo que se supone que les pagamos, que es política. Creo que Mas se puede olvidar por algún tiempo de la independencia. Y el Gobierno de Madrid tiene que entender que hacer política no puede ser simplemente acudir a los tribunales. Cuando alguien comete una ilegalidad es perfectamente lógico, pero no es suficiente.

P. La portavoz del Gobierno valenciano dijo la semana pasada que no estaba preocupada por que pudiera producirse una ruptura de la unidad de España. ¿Lo están los empresarios?

"Cataluña tiene la misma reivindicación que nosotros porque también está insuficientemente financiada. Pero nosotros más"

R. La opción de la secesión de Cataluña no la contemplo. No creo que vaya a suceder. Y espero que estas elecciones traigan la calma suficiente para entender que es un sinsentido para Cataluña y para el resto de España.

P. La situación que se abre a partir de ahora ¿cree que perjudicará, favorecerá o que no influirá en la reclamación de más financiación del Estado que reclaman los empresarios, los partidos y casi todos los demás actores de la sociedad valenciana?

R. Cataluña tiene la misma reivindicación que nosotros, porque también está insuficientemente financiada. Lo que sucede es que nosotros creo que tenemos más razón. En nosotros coinciden una serie de circunstancias que no se dan en ninguna otra parte de España, me atrevería a decir que del mundo. ¿Cómo es posible que una comunidad que tiene un 12% menos de renta per cápita que la media nacional al mismo tiempo sea la peor financiada de España, reciba unas inversiones del Estado del orden del 6,5% del total cuando somos el 11% de la población y además sea contribuyente neta? Es que es de locos. Cataluña también está mal financiada, pero tiene una renta per cápita muy superior a la media nacional. Tiene unas inversiones más o menos acordes con su peso demográfico. También tiene derecho a reclamar mayor financiación, pero nosotros tenemos más derecho.

"Creo que el Estado no tiene más remedio que solucionar el problema de la financiación. Y debería poner sobre la mesa todo el pastel de ingresos"

P. Pero ¿cree que la situación actual perjudicará, beneficiará o no influirá en la reclamación valenciana?

R. Creo que el Estado no tiene más remedio que abrir el debate, o mejor dicho solucionar el problema. Y para eso o el Estado tiene unos excedentes extraordinarios, cosa que no es esperable, y reparte esa diferencia entre las comunidades peor financiadas, o habrá que solucionarlo poniendo encima de la mesa el conjunto de los ingresos del Estado. No solamente la parte que ahora destina a las autonomías sino todos los ingresos, incluyendo los que se queda el Estado. Si no se pone todo el pastel encima de la mesa no solamente no se va a resolver el problema sino que encima va a originar un encono no deseable entre las comunidades autónomas. Aunque hay comunidades exageradamente financiadas, una vez que uno tiene una cosa no va a querer ceder y el conflicto está servido. Y un Estado inteligente lo que tiene que hacer es evitar los conflictos, o debería.

P. Usted ha apoyado la propuesta del presidente de la Generalitat de aunar a partidos y sociedad civil en la reclamación de más financiación.

R. Sindicatos y empresarios fuimos los primeros en decir que sí. Entre otras cosas porque en esta casa ya se estaba defendiendo. No tenemos que hacer ningún esfuerzo, es lo que hemos estado reclamando.

González tras la entrevista. ampliar foto
González tras la entrevista.

P. Desde instancias empresariales se ha defendido la conveniencia de que existiera un partido valenciano. ¿Puede interesar paradójicamente a los empresarios valencianos que Compromís tenga grupo propio en el Congreso?

R. Los empresarios somos ciudadanos como los demás. Hay empresarios de todos los colores y hay empresarios que votan a Compromís. Lo que nos conviene es que todos los partidos se unan en la reivindicación. Si algún partido tiene alguna reticencia porque le da armas políticas al que toma la iniciativa, que en este caso es el Consell, al que le corresponde por otra parte, debería rebajar esas reticencias en función del interés general. Yo no haría diferencias entre unos y otros porque dentro de cuatro días vamos a estar firmando un papel todos juntos. La unidad es fundamental, si no estaremos haciéndole el juego a aquellos que dicen divide y vencerás.

P. ¿Qué opina de las medidas, los anuncios y la filosofía en materia económica del nuevo Consell una vez que han pasado los 100 primeros días?

R. Han pasado 100 días, pero la verdad es que están empezando. Creo que hay que esperar y ver. Creo que los empresarios hemos acogido bien las manifestaciones que ha hecho repetidamente el máximo responsable del Consell. Su apuesta decidida por la importancia de la empresa como creadora de puestos de trabajo, diciendo claramente que es esta y no la Administración la que lo hace. Creo que el presidente se lo cree. Ahora necesitamos dinero para pasar de los deseos a los hechos, y eso se llama financiación de la Comunidad Valenciana.

P. ¿Tiene la misma sintonía con el consejero de Economía, Rafael Climent?

R. Para mí un Gobierno es un Gobierno, y las decisiones del Consell son decisiones colegiadas.

P. Valencia y Alicante quieren restringir las zonas de libertad horaria para las grandes superficies. ¿Qué le parece?

R. Los empresarios por principio somos partidarios del libre mercado. También es verdad que el pequeño comercio forma parte de la vida de la ciudad y es preciso encontrar un punto de encuentro que como siempre no está ni en un extremo ni en otro. Lo que hay que hacer es encontrar ese punto en el que todo el mundo se quede satisfecho, medianamente satisfecho o medianamente insatisfecho.

"Si se hace bien creo que es bueno para todo el mundo que haya zonas peatonalizadas y con circulación restringida"

P. ¿El que los comercios de la calle Colón de Valencia que ahora abren en festivo no pudieran hacerlo sería en su opinión uno de esos extremos?

R. No he oído que nadie quiera cerrar la calle Colón. La ciencia ficción no es el tipo de literatura que más me gusta.

P. ¿Es usted partidario de la restricción del tráfico y el proceso de peatonalización que está planteando el Ayuntamiento en el centro de Valencia?

R. Si se hace bien creo que es bueno para todo el mundo que haya zonas peatonalizadas y con circulación restringida. De nuevo, sin exageraciones y hablando con la gente directamente implicada.

P. Los empresarios valencianos se han quejado de que la corrupción política y la tardanza en abordarla han perjudicado la imagen de la comunidad autónoma. ¿Está tardando demasiado la Confederación de Empresarios de Castellón, la CEC, en actuar en el caso de los cursos de formación en que está imputado su presidente?

R. Lo que esperamos y deseamos desde Cierval es que esto acabe cuanto antes. Y se acabe de manera convincente para el juez y para el conjunto de la sociedad, que es muy importante. Si ha habido algún caso anómalo, que la justicia actúe. Hay que pensar que estamos hablando de una cantidad de 400.000 euros de un montante de 12 millones de euros. Es significativa, no estoy poniendo excusas.

P. Pero ¿habría que tomar medidas antes de la justicia resuelva? En los mismos juzgados, en Nules, el caso Fabra tardó 10 años en llegar a juicio. ¿Debería dar un paso atrás el presidente de la CEC, José Roca, para evitar el desgaste de la patronal?

"La patronal de Castellón debe actuar con rapidez y contundencia en la causa de los cursos de formación"

R. La velocidad de la justicia no la podemos cambiar. En el caso Fabra, si yo recuerdo bien, al juzgado le costó mucho porque la defensa del señor [Carlos] Fabra iba alargando las cosas. Yo creo que hay que hacer lo contrario. Actuar con rapidez y con contundencia. Las decisiones del señor Roca las tiene que tomar el señor Roca y la CEC, y nosotros en Cierval lo que haremos será respetar lo que decidan nuestras tres instituciones fundadoras.

P. Usted es también presidente de Feria Valencia. ¿El futuro de esta institución está despejado?

R. Feria Valencia tiene futuro. No está despejado del todo, pero está camino de despejarse. Y que en muy corto plazo vamos a tener una hoja de ruta. En estos momentos solo hay un problema jurídico. Ayuntamiento, Generalitat y los que ahora tenemos la responsabilidad de llevar el barco de Feria Valencia estamos de acuerdo en el fondo de la cuestión. Separarla en dos sociedades, una patrimonial que será pública al 100% y sometida a la Ley de Contratos Públicos, y otra que se regirá por el derecho mercantil, de manera que tenga flexibilidad para actuar en un mundo de libre competencia. El Ministerio de Hacienda ha confirmado que eso es legal.