Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau se aparta de la campaña y disgusta a Iniciativa y Podemos

Parte de las bases de Barcelona en comú no se sienten representadas en la candidatura que lidera Rabell, que ven como una coalición de partidos

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, llega a la ofrenda floral de la Diada.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, llega a la ofrenda floral de la Diada. EL PAÍS

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, ha irritado a Iniciativa y decepcionado a Podemos al no participar en la campaña electoral para dar apoyo a la candidatura de Catalunya Sí que es Pot. Los dos partidos, que concurren aliados el 27-S, se volcaron en las municipales para apoyar a Colau tanto en financiación (ICV) como con la presencia de Pablo Iglesias. Colau alega que BComú es una formación municipalista y plural que debe preservar su rol institucional.

Dirigentes de Iniciativa no comprenden que Colau no quiera implicarse después del apoyo que le dio en recursos y organización en las municipales. De hecho, los ecosocialistas no concurrieron el 24-M al integrarse en BComú, un paraguas que reúne a ediles del núcleo original del proyecto más otros de ICV y Podem. Catalunya Sí que es Pot ha intentado replicar el modelo del 24-M para el 27-S y lucha contrarreloj para difundir su marca y aumentar la popularidad de Lluis Rabell, su cabeza de cartel.

La candidatura sabe que una de sus grandes bazas sería Colau y sus políticas sociales. Pero solo ha logrado que los concejales de Podemos e ICV vayan a mítines. Rabell comprende a la alcaldesa al entender que muchos de sus votantes no necesariamente se identifican con su lista. Miembros de Podemos no ocultan que están dolidos, aunque Íñigo Errejón apoya a Colau: “Es un referente y ha decidido mantenerse en el papel institucional. Lo comprendo y me parece respetable”. Izquierda Unida comparte también ese análisis.

La alcaldesa explica que la participación de BComú en la campaña de Catalunya Sí que Es Pot se desestimó tras un debate del plenario de la formación, “una candidatura municipalista que congrega a mucha ciudadanía y suma a fuerzas políticas en base a un programa”. Colau admite que partidos integrados en BComú están en la lista de Rabell, pero matiza que el caso de Barcelona fue “más amplio y plural”. La formación decidió, explica Colau, que quien quisiera se implicara de forma individual tanto para apoyar a “Catalunya sí que es Pot u otras que apostaran por el cambio. Y se decidió que como máxima representante no debía participar”.

El núcleo duro de BComú, formado por Colau, Gerardo Pisarello, Jaume Asens y Gala Pin, no hace campaña. Fuentes de la formación admiten que se han inclinado por preservar el equilibrio interno al contar también con algún edil independentista que no se vería representado por Catalunya Sí que es Pot. Otras fuentes de ICV defienden a Colau al esgrimir su volumen de trabajo y recordar que la alcaldesa de Badalona tampoco hace campaña.