Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puig pide al PP que se crea la reforma del Estatut y la ponga en marcha

El presidente de la Generalitat y secretario general de los socialistas valencianos inicia el curso político en una cena en Alicante con militantes

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Ampliar foto
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

El Congreso de los Diputados votará el miércoles la tramitación de la reforma del Estatut d'Autonomia valenciano, que blinda las inversiones anuales del Estado en la Comunidad Valenciana, y el presidente de la Generalitat y secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, pidió al PP que la apoyen pero también "se la crean y la pongan en marcha".

Puig protagonizó el acto del inicio de curso político del PSPV-PSOE, celebrado en Alicante, en el que estuvo acompañado por otros socialistas como el alcalde de la ciudad, Gabriel Echávarri, y más de 1.800 militantes.

Durante 20 años, esgrimió el presidente valenciano, "el PP ha boicoteado la posibilidad de que se discutiera" dicha modificación, que garantizaría la igualdad de los valencianos a la hora de recibir las inversiones del Estado, situadas por debajo de la media española. 

El socialista criticó los presupuestos aprobados por el gobierno de Mariano Rajoy, que tildó de "los cinco peores de la historia". "El PP lo que ha hecho aquí es defender a Rajoy, porque de lo que se trataba es de defender al partido por delante del país", señaló.

El presidente insistió en que el PP no se limite solo a votar a favor de la reforma -los populares han pospuesto hasta en cuatro ocasiones la tramitación- sino que "se la crean y la pongan en marcha" porque la situación financiera de la Generalitat es de "quiebra".

Puig aludió igualmente a la cercanía de las elecciones generales y a la necesidad de una victoria del socialista Pedro Sánchez si se quieren "garantizar las pensiones, el Estado de bienestar y para que las reglas del empleo sean otras y favorezcan a los trabajadores".

El socialista denunció que "el PP se ha gastado más de la mitad del fondo de reserva de pensiones" que dejó el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero y que "para que haya pensiones para siempre y para todos" es necesaria la victoria del actual candidato Pedro Sánchez.

En un tono más regional, opinó que la victoria socialista también es fundamental para que la Comunidad Valenciana "se financie correctamente" y también para que "el trabajo no sea una mercancía".

A pesar de estas afirmaciones, Puig matizó que ganar "no está fácil, aunque objetivamente debería serlo", ya que "todo lo que ha hecho el PP en este tiempo ha sido catastrófico".

Por ello pidió a los militantes que se conjuren "para cambiar las cosas que ya han empezado a cambiar en la Comunidad Valenciana" tras diez semanas de gobierno progresista.

En este punto, se refirió a la labor de oposición del PP, donde ha dicho que está "incómodo" y que "muestra un malestar y una falta de prudencia enorme" por sus ataques al Gobierno autonómico.

Aquí ha destacado las principales medidas que ya ha adoptado como presidente de la Generalitat, entre ellas la gratuidad de los libros de texto, la universalidad de la sanidad pública a inmigrantes sin papeles, el incremento en un millón de euros de las becas universitarias y la declaración de la Comunidad como zona de acogida de refugiados.

Sobre esto último calificó de "emocionante" ver como "las ideas de libertad, fraternidad, igualdad y justicia social" volvían a entrar en el Palau de la Generalitat tras dicho anuncio.

"El mensaje es que si nosotros fuimos recibidos en su momento por Chile, México y muchos otros países, hoy nosotros tenemos que acoger con los brazos abiertos a aquellos que vienen huyendo de la guerra desde Siria", ha agregado.

Y así declaró que es "la nueva Comunidad", una autonomía que "deja atrás la herencia de la corrupción, el despilfarro y la mala gestión" para ser "el nuevo paradigma de la tierra de la cultura, la libertad y la solidaridad".

Por último aludió a las elecciones catalanas, donde lamentó "el giro enorme a la derecha del PP", que está "intentando ganar los votos de la extrema derecha para intentar mantener el gobierno y radicalizar la situación en Cataluña".