Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

CDC cobró 1,3 millones de su segunda fundación por trabajos injustificados

Teyco también donó a Fundació Fòrum Barcelona casi 50.000 euros en 2009

Artur Mas, este jueves, en un acto de Junts pel Sí.
Artur Mas, este jueves, en un acto de Junts pel Sí.

Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) cobró entre 2007 y 2013 más de 1,3 millones de euros de una segunda fundación ligada al partido que también ha percibido donaciones de la constructora Teyco. Fundació Fòrum Barcelona (FFB), hoy liquidada, estaba domiciliada en la misma dirección y ha compartido administradores con la Fundació Catalanista i Democràtica (CatDem), investigada por el supuesto pago de comisiones ilegales al partido desde Teyco. El Tribunal de Cuentas reprocha en sus informes a Convergència que no ha justificado ni aclarado los trabajos por los cuales cobró el dinero desde su fundación.

La Fundació Fòrum Barcelona tenía entre sus objetivos, según documentación de la entidad, “analizar los problemas urbanos de las ciudades y definir respuestas concretas a las inquietudes de los ciudadanos”. Lo más conocido de ella, sin embargo, eran sus lazos con Convergència. En 2006 fue multada por la Junta Electoral de Barcelona con 600 euros por hacer publicidad en favor del entonces alcalde Xavier Trias fuera de la campaña electoral. CDC, CatDem y FFB también han compartido representantes legales.

El partido informó al Tribunal de Cuentas en 2008, tras la aprobación de la ley de financiación de partidos, que estaba “vinculada” tanto a CatDem como a FFB, aunque posteriormente alegó que esta segunda fundación no cumplía los requisitos formales precisos para ser fiscalizada por este órgano. Con ello, CDC logró dejar fuera a FFB del control del tribunal. Pese a ello, los informes sobre el partido permiten ver los importantes ingresos que CDC recibió de su segunda fundación durante los años investigados.

3,4 millones en 'tickets'

Convergència ingresó entre 2008 y 2013 un total de 3,4 millones de euros “por la venta de tickets por la realización de actividades del partido”, según los informes del Tribunal de Cuentas. Esos tickets corresponden al pago de comidas, entradas a eventos y pequeñas aportaciones al partido, entre otros.

El Tribunal reprocha que CDC no tuviera, como establece la Ley Orgánica 8/2007 de Financiación de Partidos, “un control adecuado de la gestión de estas actividades que permita comprobar si una misma persona ha realizado pagos por importe superior al límite fijado”, que es de 300 euros.

La ley fija la necesidad de controlar la gestión de estos eventos ya que, al tratarse de decenas de miles de pequeños pagos en efectivo, sin ese control es imposible comprobar que no encubran donaciones muy superiores hechas al margen de la normativa.

Las cantidades obtenidas por CDC por este concepto presentan grandes variaciones: 740.000 euros en 2008, 448.000 en 2009, 1,3 millones en 2010, 591.000 en 2011, 292.000 en 2012 y 359.000 euros en 2013.

Según esos dictámenes y la información aportada por el partido, CDC recibió de FFB 334.000 euros en 2007, 427.000 en 2008, 168.000 en 2009, 116.000 en 2010, 101.000 en 2011, 117.000 en 2012 y 101.000 2013. En total, 1,35 millones.

Convergència cobró en esos mismos años (incluido 2007) al menos 2,9 millones de CatDem, lo que eleva a más de 4,2 millones el dinero percibido por el partido de sus dos fundaciones. El juez del caso Palau consideró ficticios los convenios entre la Trias Fargas (antecesora de CatDem) y el Palau de la Música, que se usaron para camuflar el pago de comisiones. El Tribunal de Cuentas señala también que estos pagos tampoco están justificados.

El partido alega que cobraba de FFB porque aportaba a la fundación la estructura “administrativa y contable” de la que esta carecía. “El partido se ha hecho cargo de todo ello y eso le supuso unos gastos. De ahí los pagos”, explican fuentes de CDC. El partido, añaden las mismas fuentes, también ha aportado “técnicos” y “equipos informáticos”, mientras que Fòrum se ha limitado al trabajo “intelectual”.

En sus informes, el Tribunal de Cuentas afirma que la documentación aportada por el partido, incluso después de presentar sus alegaciones, es “insuficiente para acreditar los servicios realmente prestados [por CDC a la fundación] y poder evaluar si el ingreso percibido se corresponde con costes incurridos”. Este comentario se repite en todos los informes correspondientes a los ejercicios de 2007 a 2013 y es idéntico tanto para CatDem como para FFB.

Fuentes cercanas al caso consideran que Fòrum Barcelona es, en la estela de CatDem, un “instrumento” para hacer llegar fondos a Convergència. El 26 de junio de 2009, Teyco hizo una donación por importe de 43.800 euros, según ha podido saber EL PAÍS. De ese mismo año datan otras dos aportaciones de la constructora (que suman 100.000 euros) a CatDem. Y también de ese año son la mayoría de adjudicaciones de obra pública que la Fiscalía Anticorrupción ha puesto bajo sospecha en el caso Teyco: Torredembarra, Sant Cugat, Sant Celoni, Figueres y Lloret de Mar.

Fundación "fantasma"

“Es como una fundación fantasma que ha servido para financiar campañas municipales”, señalan las mismas fuentes, “con donaciones de empresas”. Convergència, por el contrario, defiende la “intensa actividad” de FFB a lo largo de los años aportando “ideas” a Xavier Trias en su asalto a la alcaldía de Barcelona. Fòrum Barcelona fue liquidada el año pasado, lo mismo que otra fundación afín al partido y ligada con temas de inmigración (Nous Catalans) para “ahorrar costes” porque ambas “eran deficitarias”, señalan fuentes del partido.

A partir de 2013, y ante las irregularidades señaladas por el Tribunal de Cuentas sobre la falta de justificación de sus servicios, el partido modificó su forma de trabajar con las fundaciones. “Hicimos una auditoría externa y convinimos que era mejor dejarlo todo más claro”.

FFB nació en 2002 como plataforma de apoyo a Trias, que al año siguiente se presentaría, por primera vez, como candidato a la alcaldía de Barcelona. Fue creada por militantes de CDC para “aportar ideas sobre Barcelona” y arrebatar el Consistorio a los socialistas, algo que no lograron hasta 2011. El presupuesto inicial era de 162.000 euros. Ya entonces, el partido anunció que la fundación se sufragaría con aportaciones de “comerciantes y empresarios”.

Fe de errores

En esta información se ha corregido un dato a petición de Convergència y se han añadido otros en base a un nuevo informe del Tribunal de Cuentas (TC), correspondiente al ejercicio 2007. En la primera versión se decía que los pagos de la Fundació Fòrum Barcelona en 2013 ascendían a 510.000 euros, según se desprendía de la redacción del informe del TC. Convergència precisa que en realidad la cifra fue de 101.000 euros. El partido también informa de que los pagos recibidos en 2012, no incluidos inicialmente, ascienden a 117.000 euros. Según el Tribunal, CDC también cobró en 2007 un total de 334.000 euros de FFB y otros 708.000 de la fundación CatDem. De este modo, los importes cobrados por el partido de sus fundaciones ascienden entre 2007 y 2013 a 4,2 millones de euros, de los que 2,9 millones procedían de CatDem y 1,3 millones de FFB.

Más información