La Generalitat matiza la defensa de los Países Catalanes que hizo Gordó

La consejera portavoz, Neus Munté, ha matizado que el Gobierno catalán “respeta el ámbito de decisión de cualquier territorio"

La vicepresidenta del Gobierno de la Generalitat, Neus Munté.
La vicepresidenta del Gobierno de la Generalitat, Neus Munté.TONI ALBIR (EFE)

El Gobierno catalán intentó este martes calmar los ánimos de la Generalitat valenciana y de la Diputación General de Aragón tras la reivindicación de los Països Catalans que el pasado sábado hizo el consejero de Justicia, Germà Gordó. La portavoz de la Generalitat, Neus Munté, aseguró que las palabras de Gordó, —quien defendió la “nación completa” al hablar de Cataluña, Baleares, Comunidad Valenciana y parte de Aragón— solo se referían a fortalecer el espacio lingüístico común. “Los ciudadanos de estas comunidades serán lo que quieran ser”, aclaró Munté.

Gordó, que forma parte de la lista Junts pel Sí junto a Artur Mas, indignó el pasado sábado a los presidentes de las comunidades limítrofes con Cataluña al defender implícitamente la idea de los Países Catalanes. Al ser preguntado por si la eventual constitución de una Cataluña independiente debía otorgar derecho de nacionalidad a valencianos o mallorquines Gordó aseguró que Cataluña no puede olvidar la “nación completa”.

El Gobierno catalán intentó restar trascendencia a la controversia. La consejera portavoz, Neus Munté, aseguró que las críticas al consejero tienen una “clara intencionalidad de sacarle punta y generar polémica” a un asunto que en su opinión no lo merece.

Munté matizó que el Gobierno catalán “respeta el ámbito de decisión de cualquier territorio y de sus instituciones”, en referencia a Baleares, Comunidad Valenciana y Aragón, donde las declaraciones del consejero han levantado mucha polémica. “Los ciudadanos de Valencia, Baleares y Aragón serán lo que quieran ser, como también queremos los catalanes”. Según Munté, lo único que defiende la Generalitat es el fortalecimiento de los vínculos entre los territorios que comparten “el mismo espacio lingüístico en base a criterios científicos y académicos”.

Munté no respondió a la pregunta de si el presidente catalán, Artur Mas, ha contactado o tiene previsto ponerse en contacto con el presidente de Aragón, el socialista Javier Lambán, quien calificó de “agresión” las declaraciones de Gordó. Su homólogo en la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, también mostró su enfado y calificó de “insensata” la propuesta de Gordó.

El cabeza de lista de la candidatura Junts pel Sí, Raül Romeva, abordó ayer otro asunto sensible al asegurar que en una eventual Cataluña independiente el castellano seguiría siendo una lengua oficial. Romeva dijo a Efe que, aunque el castellano seguirá siendo oficial Cataluña, en en todo caso sería el catalán el que “mejoraría” su situación actual, además de que “no se obligaría a nadie a renunciar” a la nacionalidad española. “Es evidente que nadie debe temer en ningún caso por la condición de castellanohablante”, dijo en un intento de atraerse votantes que no tienen el catalán como lengua habitual.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS