El Consell pide calma a Castilla-La Mancha con el trasvase Tajo-Segura

La consejera de Agricultura valenciana replica a la comunidad vecina que hay que trabajar sobre el acuerdo jurídico y técnico de una transferencia de agua que se consensuó

Desde que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, anunciase a principios de agosto que recurriría el último trasvase de agua del Tajo al Segura, la polémica no ha cesado en ambas comunidades autónomas. La consejera de Agricultura de la Generalitat Valenciana, Elena Cebrián, ha pedido este jueves "serenidad" porque considera que la polémica que se está generando desde la comunidad vecina "no resuelve los problemas de escasez de agua".

La titular de Agricultura valenciana ha terciado en la polémica después de que la consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Elena de la Cruz, anunciara que su gobierno ha pedido el cese inmediato del trasvase dado que los embalses de cabecera del Tajo están por debajo de los 400 hectómetros cúbicos. Los populares valencianos han entrado también en el conflicto.

Cebrián ha defendido que estas declaraciones "no benefician en absoluto" al "principal beneficiario y objeto de la preocupación" del Consell que son "los regantes y agricultores de la Comunidad. Ha insistido en que su objetivo es trabajar sobre el acuerdo jurídico y técnico que está sobre la mesa porque es "una garantía de funcionamiento y uso".

El acuerdo, según ha recordado, fue fruto del consenso entre los gobiernos del PP de las cinco comunidades autónomas afectadas, el Ministerio de Agricultura y las Confederaciones.

"Nuestra línea es trabajar con una visión conjunta y de futuro y eso significa plantearnos que vamos hacia escenarios de más escasez de agua y por eso tenemos que analizar desde un punto de vista técnico, pausado y desde el consenso cuáles son nuestras disponibilidades y los usos del recurso", ha señalado Cebrián.

Por eso, ha incidido en que deben de valorar el agua que viene del trasvase de forma "conjunta" con los recursos que se pueden obtener de fuentes alternativas y de la desalinización. "Todo eso con una visión de ahorro de mayor eficiencia y de innovación en el uso y los recursos hídricos", ha zanjado.

Menos hectómetros

El portavoz del Grupo Socialista en las Cortes Valencianas, Manolo Mata, considera lamentable que el Gobierno central haya reducido el trasvase Tajo-Segura "de 23 a 20 hectómetros cúbicos" y ha culpado al PP de "no ser capaz de encontrar una solución" al conflicto del agua.

"Las competencias del trasvase son del Gobierno de España, por tanto, los hectómetros de menos son culpa del PP", ha criticado Mata. El portavoz parlamentario socialista ha pedido que se analicen los estudios de los técnicos y los análisis sobre la prevención de sequía y ha destacado que "el Gobierno sabe perfectamente qué necesidades tienen los agricultores valencianos y los vecinos afectados por la cuenca del Segura".

El diputado ha remarcado que el presidente de la Generalitat Valenciana, "Ximo Puig, no renunciará a ningún hectómetro de agua" porque "es consciente de que está en juego el futuro económico y social de la Comunidad Valenciana". No obstante, se ha mostrado "convencido" de que "todo se arreglará por la vía del diálogo y el consenso, que es como se trabaja desde los gobiernos progresistas".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50