Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ALIANZAS PREELECTORALES

Podemos se aleja de la izquierda ‘abertzale’ en el País Vasco

Su secretario general, Roberto Uriarte, aprecia carencias de pluralidad en Sortu. El portavoz de esta formación, Pernando Barrena, cree que posible una gran alianza de izquierdas

El secretario general de Podemos Euskadi, Roberto Uriarte, cree difícil cerrar alianzas en esta comunidad, pero subraya que más difícil todavía va a ser pactar con el PP o con la coalición EH Bildu. Si del primero les separan las ideas, a los segundos, sobre todo a los miembros del partido heredero de Herri Batasuna, Sortu, les achacan un déficit democrático y de “respeto al diferente”. El portavoz de Sortu, Pernando Barrena, no quiere entrar en polémicas y cree posible una “gran alianza de izquierdas” para tumbar al PP.

“Mantener la exigencia democrática”

La portavoz del PP vasco, Laura Garrido, pidió ayer a Podemos Euskadi que “mantenga el nivel de exigencia democrática” frente a Sortu y no se sume a mayorías contra el PP porque esta formación aún no ha “condenado” a ETA ni se ha desmarcado de la banda. Garrido lamentó que Podemos les sitúe en uno de los extremos del mapa político vasco y después cuestionó que la formación de Roberto Uriarte tenga “las cosas claras” en relación con una izquierda abertzale que “todavía no ha hecho todo su recorrido democrático”.

Podemos Euskadi empieza a hacer valer el peso que ganó en las elecciones municipales y forales vascas. Aunque dentro del partido en el País Vasco hay muchas sensibilidades, la mayoría que representa Uriarte cree que un pacto va más allá de las coincidencias programáticas. Si las ideas son las que les alejan del PP, el déficit que aprecian en la izquierda abertzale está en la falta de pluralidad, “de respeto al diferente”, precisa Uriarte, dejando claro a renglón seguido que no hay ninguna puerta definitivamente cerrada.

El pasado lunes, Uriarte criticó que “Sortu es el problema” por no adherirse al PNV y al PSE en el decimoquinto aniversario del asesinato del empresario Joxe Mari Korta a manos de ETA. “Esa paz y esa convivencia requieren el reconocimiento de la injusticia de la violencia y el reconocimiento del daño causado y la dignidad de todas las víctimas”, citaba el documento que se negó a suscribir EH Bildu —coalición de EA, Aralar, Alternatiba y Sortu—, y en la que Sortu es mayoritaria. Al homenaje, sin embargo, sí acudieron miembros de esa coalición, como el secretario general de EA, Pello Urizar, pero nadie de Sortu, la formación heredera de Herri Batasuna en la que se aglutina la izquierda abertzale.“Los programas tienen importancia y las ideas, lógicamente, son fundamentales, pero también la tienen las rutinas, el día a día. No es lo mismo declararte feminista que actuar de forma feminista cada minuto”, declaró ayer Uriarte. “No estamos cerrados a nada, pero nosotros hoy por hoy, repito a día de hoy, con Bildu no lo vemos. Con la gente de Irabazi —en la que se integra Izquierda Unida—, o Ezker Anitza, hay más cercanía, pero nada concreto”, explicó.

Varios colectivos

pidieron una gran

coalición de izquierdas

Es la respuesta de Podemos a la oferta de un grupo de profesionales relacionados con la universidad y partidarios de la autodeterminación, encabezados por el profesor de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación de la UPV Ramón Zallo. El pasado día 22, propuso a EH Bildu, Podemos e Irabazi la formación de candidaturas unitarias en Euskadi y Navarra para las elecciones generales. “Pensamos que es un objetivo posible y que además beneficiaría a quienes queremos acabar con las políticas de austeridad o impulsar el proceso de paz y la defensa del derecho a decidir”, declaró ayer el portavoz de Sortu Pernando Barrena. La izquierda abertzale piensa que es mucho más práctico “incidir en lo que nos une con el resto de fuerzas de izquierda que en lo que nos separa”, precisó Barrena.

La estrategia de Podemos Euskadi se centra en obtener el mejor resultado en las generales y en ese contexto sus dirigentes no acaban de ver hasta qué punto las propuestas que se están haciendo van a servir para sumar. “Nuestra actitud no es cerrada del todo pero en este momento no lo vemos”, indicaron fuentes de esta formación. Uno de los problemas que detectan sus dirigentes a la hora de armar una coalición es que no hay fuerzas en Euskadi con un proyecto político transversal y participativo como el de Podemos. No hay nada similar a MES en Baleares, o Compromis en Valencia. Uriarte puntualiza no obstante que se trata de un debate abierto y que “mi opinión vale poco, porque yo no puedo hacer nada sin que sea sometido a referéndum” de los inscritos en Podemos. Según dice las limitaciones son el alcance de los pactos —no pueden ser nacionales— y que siempre tendrá que haber una papeleta de Podemos.