Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo confirma la sentencia de año y medio de prisión a Pallerols

El empresario andorrano está condenado por dos delitos contra la Hacienda Pública

El empresario Fidel Pallerols saliendo de la Audiencia de Barcelona.
El empresario Fidel Pallerols saliendo de la Audiencia de Barcelona.

El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia de año y medio de cárcel al empresario andorrano Fidel Pallerols por dos delitos contra la Hacienda Pública. Pallerols, que daba cursos con fondos europeos a través de la Generalitat, también tendrá que pagar 288.389 euros más intereses como responsabilidad civil. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha informado este miércoles de la ratificación de la condena que atribuyó al empresario una estrategia ideada para defraudar impuestos.

El fallo confirma una sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia de Barcelona que acusaba al empresario de idear una forma de aparentar costes superiores a los reales. Según el sumario, esto le permitió al empresario "minorar indebidamente la cuota a ingresar en el impuesto de sociedades en varios ejercicios a mediados de los noventa", reza la sentencia.

Pallerols recurrió el fallo por considerar que se juzgaba un supuesto que ya había sido condenado en la pieza principal del mismo asunto, algo que el Supremo ha desestimado.

Durante el juicio, el empresario negó haber cometido fraude fiscal y aseguró que con los cursos que se impartían en sus academias subvencionados con fondos europeos a través la Generalitat entre 1996 y 1998 no ganaban dinero.

Condena a Unió

En la causa principal, la Audiencia de Barcelona había condenado en enero de 2013 al empresario andorrano en el marco de un acuerdo de conformidad. Entonces le atribuyeron siete meses de prisión por desviar a Unió Democràtica de Catalunya (UDC) subvenciones públicas para parados a través de los cursos de formación que organizaba en sus academias.

Además, la Audiencia condenó a UDC como responsable civil subsidiaria respecto de las cantidades debidas por el acusado Vicenç Gavaldà, un antiguo responsable del partido en el que se centró la actividad de la trama, entre los años 1994 y 1999.

La Audiencia también fijó la responsabilidad civil de UDC como "partícipe a título lucrativo" en 38.978 euros por los pagos por la compra de material de oficina e informática para sedes del partido y de 158.306 euros, en concepto de nóminas de trabajadores de Unió que fueron abonadas con cantidades desviadas de las subvenciones de los cursos para parados.

En su sentencia, el Tribunal Supremo ha rechazado la pretensión de Pallerols de que se anulara su condena en la pieza separada, al entender que "es evidente que no existe ni identidad de hechos ni identidad de conducta" con la causa principal.

El Supremo, no obstante, sí que admite parcialmente el recurso y acuerda reducir las multas impuestas por cada delito a Pallerols, al aplicarle la atenuante de dilaciones indebidas que ya apreció la Audiencia de Barcelona.

Más información