Trias critica el acuerdo entre Mas y Colau sobre el tranvía de la Diagonal

El exalcalde recuerda que la ciudadanía rechazó el paso de los convoyes por el centro de Barcelona

Tranvía de Barcelona.
Tranvía de Barcelona.A. Garcia

Como un jarrón de agua fría le cayó al grupo municipal de Convergència en Barcelona la avenencia entre el presidente Artur Mas y la alcaldesa Ada Colau respecto a la unión del tranvía de la Diagonal. En una nota de prensa, los nacionalistas liderados por Xavier Trias “recuerdan” a ambos mandatarios que “la única consulta popular hecha a Barcelona” rechazó que los convoyes pasaran por el tramo central de la avenida. Trias no descarta estudiar un trazado diferente.

Más información
La Diagonal se despide del travía
Trias avisa que el tranvía no puede quitar espacio al coche
Trias propone un tranvía por las dos ramblas, del puerto a la Diagonal
Globalvía adquiere el 30% del capital del tranvía de Barcelona

El posicionamiento de Mas ha dejado a Trias en una posición muy incómoda. El ‘no’ a la conexión por el tramo central, al menos entre las plazas de Francesc Macià y Juan Carlos I, fue una de las banderas de su campaña para la reelección, que finalmente perdió.

El fracaso de la consulta que promovió el PSC cuando gobernaba Jordi Hereu también fue uno de los elementos que propulsó la llegada de la extinta CiU a la alcaldía. En ese proceso participativo se preguntaba por la preferencia sobre un boulevard o una rambla, no sobre el paso del tranvía. Un par de años después, Trias destinó 18 millones de euros en arreglar las aceras y eliminar un carril de la Diagonal, una de sus obras más polémicas. Ya casi nadie recuerda la defensa que el propio Trias hacía de la conexión por la Diagonal, en el 2008. 

En la pasada campaña, Colau insistió entonces una y otra vez en la unión del Trambaix y el Trambesòs a través de la Diagonal, mientras que Trias defendía un corredor de autobuses eléctricos de alta prestación. Si el tranvía se unía, defendía el líder convergente, se haría por un trazado alternativo. La propuesta con más peso pasaba por conectar a través de la calle de Provença y después vía Dos de Maig o passeig Sant Joan.

En privado, la Generalitat siempre ha estado a favor de la conexión de ambos ramales, si bien nunca había sido explícita respecto al trazado. Su cuestionamiento siempre ha sido el coste de la obra. Desde TMB, por su parte, cuestionan que el nuevo servicio haría perder ingresos por sus líneas de autobús más rentables. Técnicamente es muy complejo encajar los tranvías por la parte ya remodelada.

La vicepresidenta de la Generalitat, Neus Munté, habló ayer de “conexión a través de la Diagonal” y de “coincidencia” con la propuesta de Colau. Estas palabras algunos no las ven tan claras. En la nota de prensa, Convergència asegura que la propuesta “habría recibido” el aval de Mas. La alcaldesa espera hacer la licitación el próximo septiembre.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS