El juez ordena el ingreso en prisión sin fianza para Jordi Sumarroca

Tres detenidos en la operación anticorrupción de ayer han quedado en libertad con cargos

Jordi Sumarroca Claverol, hombre fuerte de los negocios de la familia e hijo del fundador de Convergència Carles Sumarroca Coixet, fue enviado ayer a prisión sin fianza por el juez que investiga la corrupción en el Ayuntamiento de Torredembarra. La Fiscalía solicitó esta medida tras constatar que el pago de 1,43 millones al exalcalde de la localidad, Daniel Masagué, no está respaldado por contratos o servicios, lo que aumenta las sospechas de que los movimientos de dinero puedan encubrir el pago de comisiones ilegales. El juez dejó en libertad con cargos a los otro cuatro detenidos en la operación del jueves.

Los trabajos de investigación de la Guardia Civil en el último año, apoyados en escuchas telefónicas y en los registros realizados hace un año en Torredembarra, apuntalan cada vez con más fuerza las sospechas de que Masagué percibió cientos de miles de euros por comisiones vinculadas a la adjudicación de obra pública, según fuentes del caso.

Las cinco detenciones del jueves buscan aclarar los pagos realizados entre 2011 y 2013 desde siete sociedades controladas por la familia —accionista de las constructoras Teyco y Comsa-EMTE— a dos empresas de Masagué, una dedicada a la producción de pan (Maes Flequers y Pastissers) y otra a actividades inmobiliarias (Daloi).

Jordi Sumarroca fue detenido como cerebro del grupo empresarial y su ingreso en prisión constata las sospechas de la Fiscalía Anticorrupción de que se halla en el centro de los negocios entre la familia Sumarroca y Masagué. Otros tres detenidos —la prima de Jordi, Susanna; su tío Joaquim, y el socio de la familia Marià Júdez— lo fueron en su condición de administradores de algunas de estas sociedades. Los cuatro quedaron en libertad con cargos tras negarse a responder a las preguntas del fiscal y del juez. Los cuatro están imputados por los delitos de cohecho, blanqueo y contra la Administración pública.

Daniel Masagué, por su parte, está imputado por los mismos delitos y también se negó a contestar a las preguntas de la Fiscalía y del juez. Pese a la petición del ministerio público de que le fuera impuesta una fianza de 15.000 euros, el juez decidió finalmente dejarlo en libertad. Tras pasar la noche en la comandancia de la Guardia Civil de Tarragona, los detenidos fueron trasladados en la mañana de ayer al juzgado de El Vendrell para los interrogatorios.

La defensa de Jordi Sumarroca, que es consejero delegado de Teyco, anunció al anochecer que presentará hoy en la Audiencia Provincial de Tarragona un recurso contra su entrada en prisión. Los abogados ven “desproporcionada” la medida del juez, sobre todo porque se fundamenta en el riesgo de fuga, cuando el empresario lleva un año imputado y en vigilancia policial. Jordi ha pasado su primera noche en la cárcel en una celda de la prisión de Tarragona.  

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La familia Sumarroca defiende que los pagos hechos a Masagué desde sus empresas están relacionados “con negocios particulares sin ninguna relación con su puesto de alcalde de Torredembarra”, cargo que ocupó entre 2008 y su primera detención en junio de 2014. Según esta versión, apuntan fuentes de la familia, los 1,43 millones de euros serían avances de dinero para un negocio conjunto de gestión de restaurantes en hoteles controlados por las empresas de la familia. Masagué, según esta versión, se habría quedado con el dinero y no lo habría devuelto cuando estos supuestos negocios se fueron al traste. Los investigadores, sin embargo, no han encontrado documentación que acredite esta línea de defensa.

.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS