Urkullu y Sánchez sientan las bases de futuros acuerdos entre PSOE y PNV

El lehendakari y el líder del PSOE coinciden en la necesidad de abordar un cambio constitucional y el interés por mantener un clima de colaboración

El lehendakari, Iñigo Urkullu, conversa con Pedro Sánchez, líder del PSOE, durante la reunión que han mantenido en Vitoria.
El lehendakari, Iñigo Urkullu, conversa con Pedro Sánchez, líder del PSOE, durante la reunión que han mantenido en Vitoria.l. rico

La necesidad de abordar un cambio constitucional y el interés por mantener un clima de colaboración unió ayer al lehendakari, Iñigo Urkullu, y al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Ambos mantuvieron ayer en Vitoria su primer encuentro y coincidieron en eso y en el deseo de sentar las bases para futuros acuerdos entre el PSOE y el PNV. Sánchez aboga por ampliar la reforma constitucional para que se refiera no solo a cuestiones territoriales, sino también a derechos y libertades, Estado social y participación democrática.

El lehendakari Urkullu y el líder del PSOE se reunieron ayer en Ajuria Enea, la sede del Gobierno vasco en Vitoria, durante aproximadamente una hora y media. Hablaron sobre cuestiones como el modelo territorial de España, la reforma constitucional y el proceso de normalización en la convivencia en Euskadi. Según fuentes próximas al líder socialista, en el encuentro, que es el primero que celebran ambos, hubo “buena sintonía”. Según la versión coincidente de ambas partes, la reunión transcurrió con “vocación de entendimiento” entre el PSOE y el PNV, “dos fuerzas políticas que en Euskadi y también en España tienen que contar y mucho”.

El lehendakari transmitió al dirigente socialista la “necesidad de una redefinición del modelo de Estado” que permita “el reconocimiento de la realidad plurinacional” de España, así como “la necesidad de establecer un sistema de relación bilateral efectivo y con garantías”, según informó el Ejecutivo vasco en un comunicado.

Sánchez, por su parte, no enfrió las aspiraciones del mandatario vasco de lograr más capacidad de decisión para Euskadi. El líder socialista insistió en su compromiso de “reforzar” el autogobierno vasco sin poner en cuestión el Concierto Económico vasco, del mismo modo que lo hará con otras autonomías que así lo deseen. En su opinión, el federalismo que contempla la reforma constitucional que él impulsa “sabe conjugar la diversidad y hacer frente al desafío grave de las fuerzas independentistas de Cataluña”.

Urkullu traslada a Sánchez la necesidad de "reconocer la realidad nacional vasca"

Fuentes socialistas explican que Sánchez explicó al jefe del Gobierno vasco su voluntad de extender la necesaria reforma constitucional a garantizar el Estado de bienestar y su acción social. Es decir, a incluir como derechos reconocidos en la Constitución los que tengan que ver con los servicios sociales básicos. El líder socialista constituyó hace dos semanas un grupo de expertos para que haga una propuesta concreta de reforma constitucional para la próxima legislatura. Y Urkullu ha repetido en los últimos meses que su voluntad es dar prioridad a la salida de la crisis ante posibles reivindicaciones territoriales o de autogobierno.

Fue hora y media de reunión aproximadamente, en la que estuvieron presentes el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, y la secretaria general del PSE, Idoia Mendia. Durante la conversación, el lehendakari abogó por aprovechar el “nuevo tiempo político” para “unas relaciones desde el reconocimiento de la realidad nacional vasca y el respeto mutuo”. Además hizo hincapié en establecer “un modelo de Estado basado en el principio de subsidiaridad”, el mismo que, según Urkullu, “debería regir la propia construcción europea”.

Urkullu incidió en la conveniencia de dar mayor autogobierno a Euskadi tras los “cuatro años de retroceso” en esta materia durante el Gobierno del PP, presidido por Mariano Rajoy, un periodo en el que no se han culminado las transferencias pendientes, según el lehendakari, y “se ha puesto en marcha una clara estrategia de recentralización”.

El proyecto de reforma constitucional que abandera el PSOE para implantar un sistema federal en España contempla “reforzar los elementos de autogobierno” de las comunidades autonómas y establecer un nuevo marco de relación entre estas y el Estado a través de la “revisión” del título VIII de la Norma Fundamental, según declaró ayer mismo el líder socialista en Radio Euskadi, horas antes de la reunión con Urkullu.

El secretario general del PSOE declaró que el Estado autonómico “necesita ser revisado y avanzar hacia un modelo federal que exigirá reforzar los elementos de autogobierno y mejorar los instrumentos de cooperación que existen entre el Estado y las comunidades autónomas”.

No concretó más sobre la nueva configuración autonómica que quiere implantar con su reforma constitucional, pero sí ha garantizado que, en el caso de Euskadi, “no va a haber ningún retroceso en el autogobierno vasco”. No se tocará “en absoluto” el Concierto Económico ni el cupo vasco. “Reconocemos esa característica y la singularidad de Euskadi”, añadió.

En otra entrevista radiofónica, Ortuzar aceptó buscar acuerdos con el PSOE y debatir sobre la reforma constitucional, pero puso como condición que el líder socialista acepte que Euskadi es un “sujeto político no subordinado” y que reconozca el "hecho nacional" vasco.

Memoria y reparación para las víctimas

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, acompañado por la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, quiso recordar a las víctimas de ETA en el monolito erigido en homenaje al dirigente socialista Fernando Buesa y a su escolta Jorge Díez, que fueron asesinados por ETA en febrero del año 2000.

El líder socialista se ha comprometido con “la memoria, la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas”. Además, exigió “la definitiva desaparición de ETA”.

Tras su reunión con Urkullu, Sánchez reiteró que los socialistas de España y Euskadi, “que han sufrido en primera persona el terror padecido medio siglo, están comprometidos con la memoria, la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas”.

“Nadie que haya asesinado, amenazado, extorsionado o secuestrado, o que haya colaborado para cometer esos delitos, está en la cárcel por ideología, sino por ser un criminal”, aseguró para negar que se pueda hablar de los terroristas como “presos políticos”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50