Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Liceo cierra la temporada con un déficit de 681.000 euros

El coliseo reduce notablemente sus pérdidas pero pincha en tres grandes óperas de Wagner, Mozart i Donizetti

Después de siete años de pérdidas millonarias, el Liceo cierra la temporada 2014/15 con un déficit de 681.000 euros, cifra sensiblemente inferior a la de los dos anteriores ejercicios, en los que el coliseo de la Rambla barcelonesa cerró con 4,3 millones de pérdidas en la temporada 2012/13 y bajó a los 3,9 millones en la siguiente. Los resultados, analizados en la última reunión del curso de la Comisión Ejecutiva de la Fundació del Gran Teatre del Liceu, invitan a un moderado optimismo en el camino hacia el equilibrio económico que Roger Guasch, director general del teatro, confía alcanzar el próximo año.

La previsión de cierre para la actual temporada, que concluirá con las cuatro funciones que el Ballet Nacional de España ofrecerá del 23 al 26 de julio, presenta unos ingresos que se sitúan en 39 millones de euros, cifra que representa un incremento de 1,9 millones de euros respecto al ejercicio 2013/14. Pero con un aspecto negativo: el teatro ha registrado una disminución de 1,3 millones de euros respecto al presupuestado inicialmente.

En esta caída de ingresos destaca el resultado negativo de la venta de entradas en tres de las óperas programadas; Siegfried, de Wagner (y eso que el público del Liceo presume de ser wagneriano); Così fan tutte, de Mozart (un genio de la ópera que, tristemente, nunca ha despertado furor en el coliseo barcelonés), y Don Pasquale, de Donizetti (que nunca ha sido un título de gran repertorio por estos lares). En el caso de Don Pasquale la caída de ingresos por taquilla ha sido mucho mayor debido a la huelga de acomodadores, que obligó a cerrar tres zonas del aforo del teatro por cuestiones de seguridad.

El capítulo de la caída de ingresos se ha visto compensado, en parte, por una disminución de los gastos del teatro de 5,5 millones de euros acumulados desde la aplicación del Plan Estratégico y de Viabilidad 2014-2017. Entre las noticias positivas, y tras varios años de cifras muy decepcionantes, el programa de mecenazgo y patrocinio ha incrementado los ingresos un 12%. situándose en un valor de 5,5 millones de euros y pasando a ser el 14% del presupuesto del teatro.

Otro hueso duro de roer en el apartado de tesorería es el enjuague de la deuda pendiente del Liceo, que asciende a 15,6 millones de euros. Para hacer frente a los compromisos del retorno de la deuda bancaria a partir de septiembre de 2016, la Comisión Ejecutiva ha autorizado a la dirección del teatro a abrir nuevas negociaciones con los bancos acreedores con el objetivo de obtener una bajada en los tipos de interés y reestructurar la deuda pendiente durante los próximos meses en condiciones más ventajosas.