Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación volverá a poner clases de 60 minutos en Infantil y Primaria

"No somos de prevaricar", dice el consejero, que apuesta por "minimizar" la ley de Wert

El conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte de la Generalitat valenciana, Vicent Marzà, ha expuesto este martes algunas medidas concretas para "minimizar" la aplicación de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) impulsada por el exministro José Ignacio Wert, entre las que destaca que la duración de las clases en Infantil y Primaria vuelvan a ser de 60 minutos (frente a los 45 actuales). Y que las asignaturas troncales en primero de Bachillerato se incrementen en una hora lectiva a la semana, pasando de 3 a 4 horas semanales.

El responsable de política educativa del Consell ha planteado estas propuestas en la reunión que ha mantenido este martes con los directores de los centros de Infantil, Primaria y Secundaria de la provincia de Alicante. Mañana continuará la ronda en la Dirección Territorial de Valencia y el 16 de julio en la de Castellón.

"La Lomce no se ha de maquillar, sino que se ha de derrocar", ha señalado Marzà, que ha adelantado que esa será la postura de su departamento en el Conferencia Sectorial de Educación que espera que se convoque "con la máxima urgencia".

"Mientras eso llega, como no somos de prevaricar, minimizaremos los efectos evitando el caos en los centros. Queremos hacer los cambios que se pueden hacer y por ello los estamos acordando con los directores de los centros", ha indicado.

A preguntas de los medios, tras visitar esta tarde oficialmente el Ayuntamiento de Alicante, ha incidido, además, en la necesidad de que los órganos de coordinación de los centros de Infantil y Primaria sean designados por ellos mismos "en función de sus necesidades".

En materia de Infraestructuras educativas, ha subrayado que "en función de la cantidad de recursos que se tienen" la presente legislatura vendrá marcada por una auditoría que determine en qué condiciones están los centros para "priorizar" aquellas necesidades reales. "No será una legislatura de inauguraciones de grandes infraestructuras. Será una legislatura para hablar mucho sobre educación y de qué ocurre dentro de las aulas".