Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciutadans dice que no le dará el gusto a Mas de hablar solo de la identidad

Inés Arrimadas ha restado importancia a la cumbre celebrada en el Palau entre CDC y ERC

Inés Arrimadas, candidata de Ciudadanos a la presidencia de la Generalitat. Ampliar foto
Inés Arrimadas, candidata de Ciudadanos a la presidencia de la Generalitat. EFE

La candidata de Ciudadanos a la Generalitat, Inés Arrimadas, ha dejado claro que desde su partido no van “a darle el gusto a Mas y Junqueras de hablar solo de la identidad de los catalanes”. En su comparecencia en el Parlament ha restado importancia a la cumbre entre CDC y ERC que se celebra en el Palau porque, según sus palabras, “se esfuerzan mucho en poner nombres rimbombantes” a una reunión. Para Arrimadas, hablar de lista única le recuerda “a tiempos pasados”. “Cataluña no necesita perder más tiempo con cimeras que son reuniones”, ha sentenciado. La candidata de C’s ha defendido que su partido no tiene que esconderse bajo otro nombre porque tiene “una marca limpia”. Ha asegurado que Mas y Junqueras solo pretenden “separar a Cataluña del resto de España y de la Unión Europea”, mientras su partido defiende los valores de la “unidad e igualdad” de todos los catalanes.

Dolors Camats, coordinadora nacional de ICV, ha mantenido desde el inicio de su intervención en el Parlament que su grupo valora positivamente el acuerdo al que han llegado desde CDC y ERC. “Así habrá dos candidaturas, dos modelos a los que votar el 27-S, el de la continuidad que pondrá a Mas como presidente de nuevo, y el del cambio y la alternativa con un proyecto constituyente”, ha resumido. Para ICV no es cuestionable que los partidos se reúnan o hagan coaliciones, pero sí que se negocie en el Palau de la Generalitat, “un espacio de todos los catalanes”. “Estamos convencidos de que podrían encontrar otro sitio y se lo hemos transmitido esta mañana”, ha explicado. Camats no ha querido entrar a valorar el papel de la CUP en estas negociaciones, pero ha afirmado que si su labor es atacar a su candidatura le “costaría creerlo”. Respecto al pacto que ICV mantiene con EUiA, Podemos y Procés, Camats no ha avanzado una fecha de acuerdo, asegura que es una “candidatura muy compleja de elaborar pero muy ilusionante”. Camats no considera que se les pueda considerar como contrarios a la independencia porque desde el principio han trabajado para que se celebre un referéndum. “Plantear el 27-S como un plebiscito entre el sí y el no demuestra lo fraudulento de estas elecciones”, ha concluido.

Por su parte, Enric Millo, portavoz del Partido Popular en el Parlament, ha manifestado su deseo de que se celebren las elecciones “cuanto antes” para “sacar del Palau a un gobierno que solo se ha dedicado a aquello que quieren separar y aislar a Cataluña”. Millo ha reiterado que “en ningún país normal” se negociaría en el Palau una candidatura, que todo este proceso tiene “tics antidemocráticos” y es una situación “anómala”. Al PP le preocupa en base a qué se forjará el acuerdo entre Mas y Junqueras y “qué pactarán sobre las instituciones catalanas”. Para Millo el 27-S habrá un cambio de gobierno en Cataluña y espera que sea “serio, responsable y de todos los catalanes y no de unos pocos”. Sobre posibles pactos tras los comicios, Millo se ha mostrado esperanzado porque C’s aceptaría ahora establecer un pacto entre los llamados partidos constitucionalistas, como propuso el PP hace un año. “Los catalanes no necesitamos cambiar de nacionalidad sino de gobierno”, ha argumentado.

El portavoz de Unió en el Parlament, Roger Montañola, ha resaltado que desde su formación respetan que CDC haya cambiado su coalición con UDC por otra con ERC, pero les ha pedido prudencia: "Si quieren hablar de gobiernos ha de haber elecciones y deben confeccionarse mayorías". Montañola se ha mostrado “perplejo” por la configuración de la lista que están diseñando Mas y Junqueras. Ha puesto el ejemplo de Joan Tardá de ERC y de Antoni Fernández Teixidó de Convergència porque “son absolutamente irreconciliables a la hora de hacer un gobierno” puesto que el primero es de la órbita comunista y el segundo liberal. Montañola ha aclarado que Unió no se plantea pactar con el PP, C’s y PSC tras el 27-S para formar un gobierno constitucionalista porque su grupo no llegará a acuerdos con partidos que no reconozcan cuestiones como el derecho a decidir o la escuela catalana.