Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vall d'Hebron abre un parque de atenciones para niños con cáncer

El centro, pionero en España, da atención integral a los menores enfermos y a sus familias

El consejero de Salud, Boi Ruiz (tercero por la derecha) y los promotores y pacientes del Parque de Atenciones
El consejero de Salud, Boi Ruiz (tercero por la derecha) y los promotores y pacientes del Parque de Atenciones

"No parece un hospital", decían los pequeños pacientes y expacientes que esta mañana acudieron a la inauguración del nuevo hospital de día de Oncología infantil del hospital Vall d'Hebron de Barcelona. No parece un hospital, pero lo es. En poco menos de un mes, cobijados entre paredes y columnas decoradas con dibujos y colores, médicos, enfermeros y pacientes empezarán a combatir el cáncer infantil en medio de sofás con forma de balón y caballitos verdes. Además de una puesta en escena amena y colorista, el hospital de día de Oncología y Hematología pediátrica dispone de la más avanzada tecnología y triplica los puntos de tratamiento de las anteriores instalaciones.

En un guiño a los parques de atracciones, el llamado Parque de Atenciones del Vall d'Hebron permitirá hacer más llevadera la estancia ambulatoria —desde administración de quimioterapia hasta transfusiones pasando por exploraciones y pequeñas intervenciones— a los más pequeños y dar una atención integral a los niños y a sus familias.

El nuevo hospital de día triplica los puntos de tratamiento de las anteriores instalaciones

El proyecto, un modelo pionero en el Estado, nace de la mano de Nacho y Laura, padres del pequeño Pablo, que superó un cáncer en 2007, y tiene como objetivo que los niños enfermos de cáncer se sientan lo más cómodos posible durante el tratamiento que han de recibir. A través de la Fundación Small, que crearon expresamente para mejorar el confort y la estancia hospitalaria de los niños y sus familias, Nacho y Laura pusieron en marcha hace cuatro años la iniciativa. "Se ha creado un entorno donde desconectar, descansar, jugar y donde los padres pueden encontrar complicidades y compartir experiencias", explican los promotores. La sala de espera se divide en tres áreas, según si el público que aguarda son niños, adolescentes o adultos: un espacio urbano y futurista para los más mayores, una zona que evoca la naturaleza con bosques y cabañas para los jóvenes y un área de picnic para los más pequeños. En el ala de atención médica se ha recreado el espacio y los planetas, y los boxes de tratamiento asemejan un taller de coches.

Ha sido precisa una inversión de 1,6 millones de euros para que el servicio de Oncología pediátrica del Vall d'Hebron no parezca un hospital. Las nuevas instalaciones ocupan 500 metros cuadrados —400 más que el espacio anterior— y, a través de las 12 salas de atención, pueden suministrar hasta 50 tratamientos diarios. Además, cuenta con una unidad de ensayos clínicos, una sala de exploraciones con soporte de anestesia y un espacio para que puedan ingresar los niños en situación de inmunosupresión (defensas bajas).

Se trata de un espacio donde los niños pueden jugar y los padres pueden compartir experiencias

 "Una tormenta de creatividad ha creado un espacio ameno y tranquilo. Es capaz de aunar todas las tecnologías con vínculos de tipo humano", ha valorado el jefe del Servicio de Oncología y Hematología Pediátricas del Hospital, Josep Sánchez de Toledo. Cataluña diagnostica el 20% de los 1.000 casos de cáncer infantil que se detectan anualmente en todo el Estado. El hospital maternoinfantil de Vall d'Hebron es el centro sanitario que más pacientes trata.

Por su parte, el consejero de Salud, Boi Ruiz, que ha inaugurado las nuevas instalaciones, ha ensalzado el "modelo de mecenazgo" que ha permitido sacar adelante el proyecto. La financiación, proveniente de la Fundación Joan Ribas, la Obra Social La Caixa y la Fundación Vila Casas, ha sido íntegramente privada. "Se trata de dnaciones dprivadas par ael interés público. Es un modelo de ayuda e inversión muy importante", ha indicado Ruiz.

Los médicos han recordado que el cáncer infantil es la primera causa de mortalidad infantil por enfermedad en los niños mayores de un año pese a haberse conseguido una supervivencia superior al 80%.