Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid vende Orgullo

Durante la celebración de la fiesta gay, la capital recibirá 1,7 millones de visitantes, que dejarán un impacto económico en la urbe de en torno a 120 millones de euros durante los cinco día que duran estos eventos. Además de fiesta, estos actos son dinero

Orgullo Gay 2015 Ampliar foto
Plaza de Cibeles con la fuente iluminada con los colores del arcoíris.

“¿Qué billete de Metro debo comprar?”, pregunta en la parada de metro de Suanzes un joven de unos treinta años, musculoso y con camiseta de tirantes. “Depende de los días que te vayas a quedar”, contestan desde el otro lado de la ventanilla donde se venden los billetes. “He venido del 1 al 5 de julio”, contesta rápidamente el chico. Visita Madrid por el Orgullo. Como él, 1,7 millones de turistas, tanto de dentro de España como de otros países, han decidido venirse a la capital este fin de semana, según estimaciones de la organización. El Orgullo se ha convertido en la fiesta de Madrid, “es el mayor de toda Europa”, dice Hans Meyer, presidente de European Pride Organisers Association (EPOA, la asociación europea de organizadores del Orgullo). Un evento que atrae a gente de todo el mundo e invita a salir a las calles a los residentes de la capital. También a gastar; se prevé que la presente cita genere en la ciudad un impacto económico de en torno a los 120 millones de euros.

Imprescindibles del Orgullo 2015

La manifestación del Orgullo más grande de Europa. La cita es el sábado, 4 de julio, a las 18.30 en la estación de Atocha para el desfile de carrozas hasta la plaza de Colón. Invitan el Cogam (Colectivo de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales de Madrid) y FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales). Se trata de una mezcla de activismo, música y buen rollo para exigir medidas legislativas concretas que superen las barreras de discriminación que aún existen en España.

Fiestas en la plaza de la Luna. Desde las ocho de la tarde, la plaza de la Luna acoge a varios dj’s, entre ellos: Meneo, Mikan, Megara, DJ FN y We are Family by Marta, Cariño. Esta última es la gran novedad. Marta, Cariño organiza su primer Gran Festival para el Orgullo de la capital. El cierre del Orgullo 2015 será a las 2.30 de la madrugada.

Para los más pequeños. Plaza de Chueca. Sábado: desde las 11.00 y hasta las 15.30 se realizan las actividades Conviértete en Doraemon o Dorami por un día, una exposición de robots y arpa de láseres y un taller de pasta para toda la familia. Domingo: a las 14.30, taller de pintacaras. Plaza de Vázquez de Mella. Sábado. De 11.00 a 13.00, talleres de origami. A las 16.00, taller de papiroflexia. Plaza de la Luna. Sábado: a las 12.00, sesión KIDO DJ para toda la familia, y a las 13.30, concierto de Billy Boom Band.

Hace dos décadas, 500 personas acudieron a la manifestación por los derechos del colectivo LGTB que recorría las calles de Madrid. En la cita de mañana se espera que un millón de asistentes inunden el paseo del Prado, desde Atocha a Colón. “En 1996 hicimos la prueba para ver cómo funcionaba unir la parte reivindicativa y social con la faceta empresarial del colectivo”, recuerda Alfonso Llopart, director de la revista Shangay y perteneciente a AEGAL (Asociación de Empresas y Profesionales para Gays y Lesbianas de Madrid y su Comunidad). Fue un éxito: del medio millar de asistentes se pasó a 5.000 un año después; en 1997 ya eran 25.000. Veinte años después, roza el millón. “La reclamación de derechos no está reñida con la parte comercial”, incide Llopart. Algunos lo llaman la manifiestación del Orgullo; un término utilizado por el difunto Pedro Zerolo. “Fue Pedro quien planteó que esto se tenía que hacer así: para que este evento tuviera éxito había que unirse”, añade Llopart.

Ocupación hotelera: 90%

“Lo siento. Estamos llenos… Las fiestas, ya sabes”, contestan desde el hostel Room 007, situado en la calle Fuencarral, en pleno epicentro de la cara más festiva del Orgullo. La ocupación hotelera en el distrito Centro está estos días al 90%. Por eso, algunos visitantes han optado por AirBnB, el sistema de alquiler de habitaciones entre particulares. Entre el 1 y el 5 de julio, se han realizado 8.300 reservas, un número que triplica las peticiones que hubo en 2014. “Tengo la sensación de que hay más gente que el año pasado", dice Isabel Sánchez, hostelera de 58 años. Tiene un bar en Plaza Castilla e incluso allí, fuera del meollo del Orgullo, ha notado el evento.

Mítica carrera de tacones en la calle de Pelayo, celebrada ayer en el barrio de Chueca. ampliar foto
Mítica carrera de tacones en la calle de Pelayo, celebrada ayer en el barrio de Chueca.
“Estamos valorando un impacto económico de en torno a los 120 millones de euros”, cuenta Vicente Pizcueta, portavoz de Noche Madrid. Otro de los datos que maneja habla de un aumento de un 22% de la venta de entradas a fiestas y festivales. “Este año vamos a realizar, por primera vez, un estudio socioeconómico sin precedentes sobre lo que deja el Orgullo en la ciudad”, aclara, “el domingo tendremos las primeras cifras”.

“Estamos buscando la plaza de las lesbianas guapas”, bromea Anna Foppele, de 24 años la noche en la que Cayetana Guillén Cuervo y Alejandro Amenábar dieron el pistoletazo de salida al Orgullo con un multitudinario pregón en la plaza de Chueca. Es la segunda vez que viaja desde Países Bajos a Madrid el primer fin de semana de julio. “Si no fuera por estas fiestas, ¿quién iba a venir a Madrid con la calor que está cayendo?”, se pregunta, medio en broma medio en serio, el empresario Llopart. A los visitantes no les importa la canícula y llenan plazas, conciertos y eventos. Antonio Pablo Herrero, de 32 años, lo ha vivido en sus propias carnes. Desde el portal que acaba de crear, Visit Chueca, aporta información sobre los establecimientos de la zona y organiza recorridos turísticos por el barrio. “Son free tours [recorridos gratuitos], en los que tras el paseo, la gente aporta lo que quiere. En el de hoy [por ayer] hemos tenido que doblar por la cantidad de gente interesada y he ampliado al domingo la propuesta porque se han llenado todas las convocatorias que hicimos”, cuenta Herrero sin parar un minuto de mirar el móvil. “Estos días no puedo parar”.

El barrio de Chueca repleto de visitantes. ampliar foto
El barrio de Chueca repleto de visitantes.

Arcoíris en Cibeles

Casi todo el mundo coincide en que este año, además de mucha gente, se respira algo diferente en el ambiente. “Lo que ha hecho el Ayuntamiento hace que todo el colectivo exhiba una sonrisa en la cara”, dice Llopart. Por primera vez, el Consistorio (de Ahora Madrid) se han volcado sin prejuicios con el Orgullo. Es el primer Orgullo sin el PP en la alcaldía. Además de ondear la bandera arcoíris, el Ayuntamiento ha iluminado la Cibeles con los colores del colectivo. “Me gustaría que la fiesta del Orgullo Gay se acabara encuadrando en la historia de Madrid”, dijo la alcaldesa Manuela Carmena, que equiparó la fiesta a la de San Isidro, patrón de la ciudad.

“Es la primera vez que se muestra un compromiso tan claro. Eso gusta y anima a todo el mundo a salir a festejarlo aún con más ganas”, continúa Llopart. La Comunidad de Madrid, gobernada por Cristina Cifuentes, del PP, no se ha querido quedar corta y también ha puesto la bandera del colectivo en el balcón de su sede en la Puerta del Sol. “Cifuentes siempre se ha mostrado muy contundente con su apoyo al colectivo LGTB. Ahora ha conseguido que la Comunidad también se implique”, añade el empresario.

Un compromiso que ha tardado, pero que llega cuando la manifiestación del Orgullo muestra una salud de hierro. En 2007, Madrid acogió el EuroPride, el Orgullo europeo. Ese año fue cuando se marcó el hito del millón de asistentes a la manifestación. Una cifra que desde entonces no ha bajado. En 2017, la capital será la sede del World Pride, el evento mundial. “Ese año habrá más visitantes, más movimiento y más de todo”, dice Llopart. Aún más.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información