Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cifuentes marca distancias con Aguirre y González

La futura presidenta de Madrid vuelve a diferenciar su proyecto del de sus predecesores

Cifuentes con Ignacio González en la segunda jornada del pleno de investidura en la Asamblea de Madrid.

Cristina Cifuentes ha marcado distancias con los Gobiernos de Esperanza Aguirre y de Ignacio González en la primera de las dos sesiones del proceso de su investidura como quinta presidenta de la Comunidad de Madrid. La candidata del Partido Popular ha dedicado el arranque y despedida de su discurso, de 90 minutos, a soltar amarras y diferenciar su proyecto de “tolerancia cero” con la corrupción del de sus predecesores, marcado por los escándalos de corrupción de Gürtel y Púnica. “El 24 de mayo se abrió un tiempo nuevo la política, las urnas nos dijeron alto y claro que había cosas que no se estaban haciendo bien. Y que la política y corrupción no pueden ir jamás de la mano… Estamos para servir a los ciudadanos, no para servirnos de ellos”, ha expresado Cifuentes. “Esta es la hora de la valentía y un tiempo para el desafío, en el que no cabe la conformidad ni la complacencia”, ha concluido parafraseando al presidente Kennedy.

El tono dialogante que caracteriza la futura presidenta, lejos del enfrentamiento dialéctico que marcó la pasada legislatura, representa los cambios en un Parlamento donde el PP ha tenido mayoría absoluta los últimos 20 años. Cifuentes obtuvo 48 escaños en las elecciones autonómicas, 24 menos que en 2011 (72), lo que la ha obligado a alcanzar un acuerdo con Ciudadanos, con 17 diputados, para garantizar su elección como presidenta. El PSOE fue el segundo partido más votado (37 parlamentarios, uno más que en 2011) y Podemos se estrenó con 27 asientos en la Cámara. “Gobernar es pactar y este es un pacto beneficioso para los madrileños, la pluralidad social hace imprescindible buscar acuerdos y dialogo para la estabilidad y conformar gobiernos”, ha aseverado Cifuentes, que la semana pasada cerró un acuerdo de 76 puntos con el partido de Albert Rivera.

La dirigente del PP ha repasado los ejes de su programa electoral, que incluye muchos de los puntos negociados con Ciudadanos. En contra de lo que el PP defendía hasta ahora, Cifuentes ha reiterado que no privatizará la gestión de ningún hospital y mantendrá la titularidad 100% pública del Canal. La urgencia para abrir comedores escolares es otra muestra más de la variación en el discurso y el relevo en el poder dentro del PP, a falta de que el PP de Madrid celebre el congreso en que elija al sucesor o sucesora de Aguirre al frente de la federación más poderosa del PP. Lo mismo sucede con la eliminación del Consejo Consultivo o la despolitización de la Cámara de Cuentas.

De lo que no reniega Cifuentes es de la política fiscal de los últimos Ejecutivos de Madrid. La región es la que tiene los impuestos más bajos de toda España (es la única que no aplica Patrimonio). Cifuentes prometió durante la campaña electoral que los bajaría “todos”. Hoy ha vuelto a hacerlo, dedicando especial atención al tramo autonómico del IRPF, que rebajará “especialmente a las rentas más bajas”. También coincide con González en su petición de un nuevo sistema de financiación autonómico. Madrid reclama desde verano de 2012 más de 1.300 millones de euros.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información