Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal de Cuentas cifró en 16,7 millones la deuda de Unió

Los socios CiU compartían una deuda financiera de 9,9 millones en 2012

El estado de las finanzas de Unió y de Convergència también está pesando en el proceso de ruptura de la federación nacionalista. El Tribunal de Cuentas sostuvo en su último informe fiscalizador sobre los partidos que la deuda financiera de Unió alcanzaba al cierre de 2012 los 16,7 millones de euros de los que 4,4 millones eran deuda hipotecaria. El documento certificaba además que el patrimonio neto de la formación democristiana presentaba a esa fecha un saldo negativo de 12,4 millones, por lo que le recomendaba ajustar su actividad económica para alcanzar el equilibrio patrimonial.

De hecho, Unió vio empeorar en 2012 el estado de sus cuentas con respecto a las de 2011, cuando tenía una deuda de 16,2 millones y un patrimonio negativo de 11,2. Las finanzas de la federación tampoco gozan de una salud espléndida. En 2012, ambas formaciones compartían una deuda financiera de 9,9 millones de euros y un patrimonio negativo compartido de 9,2 millones. En el supuesto de una eventual ruptura de la federación, se supone que los dos partidos deberían repartirse la deuda. Unió, sin embargo, se niega a plantearse esa hipótesis al señalar que su intención es no dar por zanjada la relación común.

Frente a los 16,7 millones de deuda de Unió, Convergència Democràtica de Catalunya exhibe unas cuentas más saneadas, al situarse su deuda en un total de 3,5 millones de euros. La cúpula convergente anunció en mayo su intención de vender su sede de la calle de Còrsega, en Barcelona, para sanear su economía. El partido de Artur Mas tiene varias sedes embargadas por el juez por su supuesta implicación en el caso Palau. Su patrimonio neto refleja un saldo positivo de 7,7 millones de euros.