El nuevo escenario político valenciano

Oportunidades e inquietudes: los empresarios ante el cambio político

Los datos que se conocen de los nuevos gobernantes tranquilizan al sector de los negocios

El turismo en Valencia es uno de los sectores que, según los empresarios, pueden verse beneficiados del cambio político.
El turismo en Valencia es uno de los sectores que, según los empresarios, pueden verse beneficiados del cambio político.mònica torres

Los nuevos gobernantes valencianos no generan alarma entre los empresarios y sus organizaciones. "Existe incertidumbre, no preocupación", resume un destacado hombre de negocios. Los primeros pasos dados por los políticos que dirigirán la Generalitat y Ayuntamientos han rebajado la tensión en el sector empresarial. También han proporcionado calma los nombres que se han ido conociendo en puestos clave, especialmente el del socialista Ximo Puig como nuevo presidente valenciano.

El mayor problema que advierten los empresarios es la falta de estabilidad que puede afectar a Ejecutivos sostenidos por varias fuerzas. Ciertos ámbitos de actividad empresarial, como el turismo, en cambio, pueden verse beneficiados por otra forma de hacer las cosas, opinan algunos empresarios.

Más información

"Hay tranquilidad. Esto es lo que tocaba hacer y lo que querían los valencianos. Aunque expectación también hay, claro", afirma José Vicente González, presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (Cierval), la patronal autonómica. González pide "que se pongan de acuerdo en un programa de gobierno y que éste tenga unidad de acción". Cuanto antes pero sin prisas. "Es mejor que se tomen el tiempo necesario en detallar un programa que de aquí a seis meses estén discutiendo sobre interpretaciones de ese programa", considera. El líder patronal advierte también de que, además de "expresar deseos", los gobernantes "les pongan números, para no generar luego frustraciones".

"Hay que darles tiempo, el diálogo es lo importante", afirma en la misma línea Salvador Navarro, presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), la patronal de la provincia de Valencia, que recuerda que su organización puso en marcha hace unos meses el llamado Observatorio de la Cooperación Público-Privada. Esta comisión tiene como objetivo ensalzar las ventajas de la cooperación entre la Administración y las empresas, y velar por los intereses de las relaciones que ya existen, que van desde la sanidad a la gestión de aparcamientos urbanos de titularidad municipal.

Ximo Puig, segundo por la izquierda, junto a Salvador Navarro, presidente de la CEV.
Ximo Puig, segundo por la izquierda, junto a Salvador Navarro, presidente de la CEV.

A diferencia de otras grandes ciudades, como Madrid y Barcelona, donde sus nuevas alcaldesas hicieron sonar alarmas en ámbitos empresariales con algunas propuestas (como la creación de una banca pública o una moratoria turística), las fuentes consultadas no han escuchado planteamientos similares hasta el momento en la Comunidad Valenciana. La asunción del servicio de grúa y de la ORA por parte del Ayuntamiento de Valencia no sentará bien, pero tampoco es visto como algo grave. "Algún gesto harán, como todos, pero tampoco los veo con interés en grandes nacionalizaciones", comenta un empresario.

La Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) y su presidente, el naviero Vicente Boluda, ha manifestado en los últimos meses que su principal preocupación son las tensiones que puede generar un tripartito, a la vista de ejemplos anteriores en España. La petición que este lobby empresarial ha formulado a quienes asuman el poder consiste en que garanticen "estabilidad, previsibilidad y seguridad jurídica".

La presidencia de Puig es vista con buenos ojos. Si bien una de las fuentes considera que Mònica Oltra, la candidata de Compromís, ha demostrado hasta ahora ser una mujer "preparada y responsable". Antonio Montiel, candidato de Podemos, es una incógnita, y su partido es el que más desconfianza genera en principio por las posturas mantenidas en el ámbito español. Pero la intervención de Montiel en el Foro Europa antes de las elecciones sonó asumible a oidos de muchos empresarios. Y su propuesta de crear una "coalición para el desarrollo" incluso agradó a algunos.

Mònica Oltra junto al presidente de Cierval, José Vicente González.
Mònica Oltra junto al presidente de Cierval, José Vicente González.

Los socialistas son vistos por la mayoría como una garantía. "Son un partido de gobierno, han estado en el poder aquí y en Madrid, y los conocemos. Los otros son partidos de oposición y todavía tienen que demostrar que son también partidos de gobierno", afirma un empresario. "Hay dos consejerías que son claves en el Consell. Hacienda, porque por ella pasan los presupuestos y la inversión. Y Educación, porque en ella nos jugamos el futuro", indica otro. "Lo importante no es tanto quién esté al frente sino cómo se dirijan. Por sus hechos los conocerás", añade.

Al margen de rechazos ideológicos de algunos empresarios hacia los nuevos gobernantes, que existen, en las organizaciones empresariales prima el pragmatismo. Y hay coincidencias inesperadas. Una es la postura del nuevo alcalde de Valencia, Joan Ribó, sobre peatonalización y despliegue de la bicicleta en la ciudad. Una parte de los empresarios cree que estas medidas pueden potenciar el turismo y el comercio. "Una vez que hemos llegado a los cuatro millones de pernoctaciones en Valencia y a 23 en la Comunidad Valenciana, dar un salto cualitativo puede ser bueno", afirma Luis Martí, presidente de Unión Hotelera de Valencia. "No se trata de desandar lo que hemos avanzado, pero potenciar el turismo cultural aprovechando mejor el atractivo del casco histórico de Valencia, o el turismo de ocio vinculado al ámbito ecológico pueden ser grandes oportunidades", afirma.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50