Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau tendrá mayoría absoluta con los votos de ERC, PSC y CUP

Jaume Collboni decide in extremis apoyar la investidura de la futura alcaldesa, que consigue un gesto de apoyo de toda la izquierda

El PSC decidió in extremis que sí. Que sus cuatro concejales votarán favorablemente la investidura de la activista Ada Colau como alcaldesa de Barcelona en el pleno de esta tarde. El sí, que llega tras dos semanas de negociaciones, permitirá que Colau sea investida por mayoría absoluta. La que le otorga la suma de sus 11 concejales (BComú), los cinco de ERC, los cuatro del PSC y uno de los tres de la CUP. La decisión de los socialistas llegó pasadas las 10 de la noche el mismo día que el republicano Alfred Bosch explicó que su sí “es un gesto político que no busca contrapartidas y que abre una ventana a futuros acuerdos”.

Con la decisión del PSC, ERC y la CUP, Colau consigue el gesto de apoyo claro de los partidos de izquierda a la futura alcaldesa. Barcelona en Comú entiende que si tiene que haber entendimiento y alianzas —más allá del cálculo electoral en vistas a las autonómicas del 27-S—, el primer paso es una demostración de fuerza inicial. Y todo pese a que Colau reprochó ayer a los socialistas los casos de corrupción de políticos de su partido. Lo hizo tras celebrar el apoyo de ERC y afirmar que “por encima de las siglas es prioritario poner los objetivos comunes por delante”.

La decisión de los socialistas, capitaneados por el candidato Jaume Collboni, se tomó durante un consejo de la Federación barcelonesa del partido celebrado en el cuartel general del PSC, en la calle de Nicaragua. Desde la noche del 24-M, Collboni no se ha cansado de repetir que su paciencia es infinita: “Por nosotros no quedará”, seguía diciendo el jueves pasado, cuando la dirección socialista lamentaba la falta de concreción entre el equipo de Colau. Hoy tiene previsto dar detalles sobre su decisión.

En una referencia inédita hasta ahora desde que ganó las elecciones el 24M, y mientras negociaba todavía con el candidato del PSC, Jaume Collboni, el apoyo de sus cuatro concejales a la investidura de mañana, la futura alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, aludió a los casos de los políticos socialistas. Luego ha matizado que Collboni apuesta por la regeneración.

Tras explicar el acuerdo alcanzado con ERC para que los republicanos voten favorablemente a su investidura y preguntada por la eventualidad de un pacto con el PSC, Colau respondió que Barcelona en Comú "apuesta por nuevas formas de hacer política y por el cambio". A continuación añadió: "Es evidente que el partido socialista forma parte de partidos que llevan décadas y décadas gobernando en todas las instituciones y que han tenido casos de corrupción graves y esto ha tenido un traslado electoral". Y matizó: Collboni "ha hecho autocrítica y ha apostado por la regeneración diciendo que hay que hacer cambios en la manera de hacer política".

Colau explicó por la mañana que las conversaciones con los socialistas proseguían y que, como con ERC, su objetivo es lograr un acuerdo que de la máxima estabilidad a la gestión de su mandato. Colau compareció junto al candidato de ERC, Alfred Bosch, que explicó que la votación favorable de sus cinco regidores "es un gesto político que no busca contrapartidas" aunque "abre una ventana a posibles acuerdos".

Bosch apeló a la responsabilidad y recordó que ERC también votó sí a la investidura de Xavier Trias (CiU) hace cuatro años, cuando fue la lista más votada. El voto afirmativo responde "a la responsabilidad y porque siempre hemos creído en las sumas de gente comprometida con la justicia social". "Es mandato ciudadano priorizar los puntos en común, la ciudadanía ha votado cambio, objetivos antes que siglas", añadió Colau, partidaria de poner "la ciudad por delante".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información