Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cifuentes asume los requisitos de Ciudadanos para ser presidenta

La celebración de primarias y la dedicación exclusiva de los diputados no sería un obstáculo para la candidata del PP

Cifuentes guiña un ojo a Ignacio Aguado en la Asamblea de Madrid. Ver fotogalería
Cifuentes guiña un ojo a Ignacio Aguado en la Asamblea de Madrid.

El compromiso tácito de Cristina Cifuentes, candidata del Partido Popular a la Comunidad de Madrid, con dos de las principales demandas de Ciudadanos, la celebración de primarias y regular por ley la dedicación exclusiva de los diputados regionales, que a partir de la próxima legislatura no podrían compatibilizar el escaño con otra función, dejan a Cifuentes muy cerca de ser presidenta. La perspectiva es que la cabeza de lista del PP, con 48 escaños, sea investida presidenta, para lo que necesita el respaldo de los 17 diputados de Ciudadanos.

Las negociaciones entre PP y Ciudadanos para cerrar la investidura de Cifuentes comienzan hoy marcadas por las concesiones que Génova será capaz de asumir para mantener Madrid, una de sus plazas más importantes, donde gobierna desde 1995.

El principal obstáculo para el PP del decálogo contra la corrupción y por la regeneración democrática de Ciudadanos, que todavía debe firmar, es la celebración obligatoria de primarias. El partido de Albert Rivera hace, además, una exigencia doble en Madrid. La primera sería que el Parlamento regional remita al Congreso de los Diputados una proposición de ley mediante la que se solicite la modificación de la Ley de Partidos “con el fin de hacer obligatorio” que se celebren primarias para todos los partidos políticos, que elegirían así a sus candidatos. “La propuesta se debería hacer en 2016, una vez pasadas las elecciones generales de noviembre, con las Cortes recién constituidas”, explica el líder de Ciudadanos en Madrid, Ignacio Aguado. Cifuentes, en una entrevista reciente con EL PAÍS, es favorable desde hace años a las primarias, aunque no comparte que sea por la imposición de otro partido, como coinciden distintos responsables del PP de Madrid. “Es un debate que debemos abrir, pero en un congreso del Partido Popular”, opina.

Cifuentes tendría que impulsar también una reforma de la Ley electoral de la Comunidad de Madrid para incluir la obligación de que el cabeza de lista de cada candidatura, sea partido político o agrupación de electores, sea elegido mediante primarias. Ciudadanos entiende que así se “garantiza un proceso democrático de concurrencia de candidatos y la participación, al menos, de sus militantes”.

Reunión secreta entre Gabilondo y Aguado

El candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, se reunió el lunes con su homólogo de Ciudadanos en un último intento de lograr un acuerdo que frene los intereses del PP. La cita resultó infructuosa para los socialistas, ya que se centró en la composición de la Mesa del Parlamento regional, donde el PP ofreció a Ciudadanos la Vicepresidencia Primera.

El gesto fue muy valorado por el partido de Albert Rivera, ya que por los escaños obtenidos y el formato de elección de los siete miembros de la Mesa no tenía capacidad de obtener representación por sí solo.

La modificación de la legislación autonómica para impedir que un concejal o alcalde pueda ejercer simultáneamente como diputado regional es otro requisito que genera rechazo en sectores del PP. “Es de sentido común, si sales en dos listas tienes que elegir entre ser alcalde o ser diputado. Es una falta de respeto, hay que dedicarse en exclusiva”, se muestra contundente Aguado, que recalca que se aplicaría a partir de la próxima legislatura. Esto es, que el PP tendría un margen de cuatro años, “aunque si un partido la cumple en la actual legislatura se tendrá en cuenta”. El PSOE cuenta con un único alcalde en la Asamblea, mientras que el PP tiene más poder territorial, con una decena de regidores, entre ellos algunos muy cercanos a Cifuentes. La posibilidad de aplazar cuatro años esta exigencia permitiría a Cifuentes ahorrarse una crisis en el frente interno del PP.

Cifuentes comparte con Ciudadanos la eliminación del aforamiento de los parlamentarios autonómicos y los miembros del Gobierno regional. Y también tendría que aceptar la limitación de mandatos a dos legislaturas.

Otro factor que favorece a los intereses de Cifuentes es el recelo que el programa económico de Podemos provoca en Ciudadanos. La política fiscal del PP en Madrid, que ha convertido a la comunidad autónoma en la región con los impuestos más bajos de España, es del agrado de Aguado, que por otro lado no comparte propuestas de Podemos como una banca pública o un banco del agua. La intención de los Ejecutivos autonómico de Esperanza Aguirre y de Ignacio González era privatizar antes de 2016 hasta el 49% de Canal de Isabel II Gestión (participado en un 82,4% por el ente público Canal de Isabel II y el 17,6% restante por los 111 municipios presentes en el accionariado), que cerró el ejercicio 2014 con un beneficio de 225,6 millones de euros.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información