Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Cruz: “Siempre he tenido mucho respeto por el entrevistado”

El periodista y escritor presentó este lunes su último libro, 'Toda la vida preguntando'

Juan Cruz presenta su libro 'Toda la vida preguntando' junto con Emilio Lledó y Juan Ramón Lucas.
Juan Cruz presenta su libro 'Toda la vida preguntando' junto con Emilio Lledó y Juan Ramón Lucas.

“Siempre me gustó preguntar. Mi madre decía ‘este chico se pasa la vida preguntando”, afirmaba Cruz, minutos antes de la presentación de su libro, que ha publicado Editorial Círculo de Tiza. Toda la vida preguntando reúne 30 entrevistas que el autor ha realizado a lo largo de más de 40 años a escritores y pensadores. Hay entre ellos premios Nobel como Gabriel García Márquez, Doris Lessing o Günter Grass, y personas con las que ha crecido, como el filósofo Emilio Lledó, su maestro, que le acompañó ayer en el acto junto con el periodista Juan Ramón Lucas.

Cruz (Tenerife, 1948) era tan solo un chiquillo de 13 años cuando realizó su primera entrevista al entrenador de fútbol Vicente Jimeno en su isla natal. “Había enviado antes una crítica de fútbol al director del periódico local explicándole mi situación, mi pasión por escribir y por el fútbol”, recordó: “El editor publicó mi texto con una pequeña entradilla explicativa, en la que decía que era un chico con una gran sintaxis. Desde ahí esa palabra es sagrada para mí, que crecí escuchando la radio y leyendo el periódico”.

Juan Ramón Lucas elogió sobre todo la capacidad de Cruz para “robarles el alma” a sus entrevistados. “Se trata de ser extremadamente generoso. De llegar siempre con una actitud de incertidumbre. Si tú no partes de tu propia ignorancia, el otro no te dice nada. Mi madre iba directamente a las cosas, no para acorralar al otro con preguntas, sino con una curiosidad sincera”, explicó el periodista.

El filósofo Emilio Lledó, maestro de Cruz, que presentó el libro junto con Juan Ramón Lucas y a quien él cariñosamente sigue tratando de Don, porque Cruz dice que llama así a quienes le dieron “el don de pensar”, leyó un pasaje del Quijote en el que Sancho es encargado de ir a entrevistar a Dulcinea: “Mira todas sus acciones y movimientos y averiguaré yo lo que tiene escondido en lo secreto de su corazón acerca de lo que al fecho de mis amores toca”. Lledó resaltó que Toda la vida preguntando está lleno de “latidos de modernidad”. “El libro es una joya como objeto, como libro. Yo creo en el objeto libro, y este es de extraordinaria belleza, es como pasar con los dedos por el tiempo”, declaró el filósofo.

El libro se inicia con la entrevista que hizo Cruz a Julio Caro Baroja en 1968 para el periódico El Día. “Con casi 20 años, mi madre me regaló un blazer, una camisa azul y unos pantalones grises para mi primera entrevista. Parecía un chico de Oxford”, recuerda Cruz, que entre todos los personajes con los que ha hablado destaca al recientemente fallecido Günter Grass, porque dice haberse preocupado por su salud y su bienestar siempre.

Esa preocupación fue lo que hizo que Cruz fuera a casa del escritor alemán a entrevistarle pocas semanas antes de su muerte, aunque en el momento de aquel último encuentro nada hacía presagiar que se produciría el fatal desenlace. “Siempre he tenido mucho respeto por el entrevistado como persona. Los periodistas tenemos tendencia a creer que los personajes que entrevistamos desaparecen cuando publicamos su entrevista. Siempre tuve mucha curiosidad de saber qué le pasaba en cada momento a Grass, porque sabía que había sufrido mucho”.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram