El caso de Olot dispara un 23% la vacunación de difteria en Cataluña

La Generalitat plantea ampliar el calendario oficial a otras enfermedades

Salida de los alumnos del colegio Cor de Maria de Olot (Girona) donde tabien estudia el niño afectado de difteria.
Salida de los alumnos del colegio Cor de Maria de Olot (Girona) donde tabien estudia el niño afectado de difteria.© PERE DURAN (EL PAÍS)

El consejero de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, ha explicado esta mañana que las vacunaciones contra la difteria han aumentado un 23% en la última semana, y ha añadido que ha pedido al Ministerio de Sanidad que algunas vacunas que hasta ahora eran optativas se añadan al calendario de vacunaciones sistemáticas. El consejero catalán ha señalado que el aumento más elevado de vacunaciones se ha producido entre los adultos, que ha aumentado en un 28,5% en los últimos siete días, entre los bebés hasta seis meses (27%) y los niños de un año y medio (22%).

Ruiz ha asegurado, en una entrevista en Catalunya Ràdio, que "si el Estado no asume el coste, lo hará la Generalitat", y ha puntualizado que las vacunas a las que hace referencia son las neumococo -conocida comercialmente como 'Prevenar 13'-, la meningococo y la de la varicela. Ruiz, informa EFE, ha asegurado que, "igual que en otras cosas la Generalitat pone más prestaciones a la cartera básica, habrá que plantearse" añadir más vacunas a la lista de obligatorias en la sanidad catalana. Según el consejero, en todo caso la ampliación del listado de vacunas obligatorias no será "un brindis al sol para quedar bien políticamente", sino que se basará en "una posición científica" fundamentada en el dictamen del Consejo de Vacunas. 

Más información
Un niño de Olot no vacunado, primer caso de difteria en España desde 1987
Los padres del niño con difteria se sienten “engañados” y “destrozados”
Los casos de enfermedades vacunables caen un 96% en 30 años

El niño de Olot (Girona) de seis años con difteria "sigue grave estable dentro de la gravedad" este domingo en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, ha informado un portavoz del centro. El menor ingresó el pasado sábado tras confirmarse que sufría la enfermedad, algo que no pasaba en España desde 1987. Se está a la espera de la respuesta del niño al tratamiento, una medicación antitoxinas que ha tenido que importarse de Rusia debido a que ningún país europeo contaba con reservas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS