Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Rivas desoye a IU y se niega a dimitir tras su imputación

El imputado Pedro del Cura, de IU, afirma que la denuncia tiene como "único interés de sacar de la competición electoral a un cargo público"

Pedro del Cura, en mayo de 2014, al ser proclamado alcalde.
Pedro del Cura, en mayo de 2014, al ser proclamado alcalde.

Izquierda Unida Federal pidió ayer a Pedro del Cura, alcalde en funciones de Rivas —el mayor feudo de la coalición en España—, que dimita al estar imputado por la adjudicación de contratos municipales al hermano de Tania Sánchez, excandidata de IU a la Comunidad. Montserrat Muñoz, responsable de Política Institucional, cree que la continuidad de Del Cura no se ajusta al código ético interno. Pero el regidor se niega a irse y replica que el código de IU distingue entre “investigaciones judiciales” y “querellas políticas”.

Hasta su imputación el pasado lunes, el alcalde en funciones de Rivas, Pedro del Cura, y la dirección federal de Izquierda Unida —encabezada por el coordinador general, Cayo Lara, y el candidato a La Moncloa, Alberto Garzón— se hallaban en el mismo bando. Estaban enfrentados con la ejecutiva regional madrileña, a la que amenazaban con desfederalizar por tomar decisiones contrarias a ellos. Por ejemplo, por no estar dispuesta a confluir con Podemos sin sus propias siglas o a echar a sus portavoces en la Asamblea (Gregorio Gordo) y en el Ayuntamiento de Madrid (Ángel Pérez).

Tres años de guerras

2003. Pedro del Cura es nombrado concejal de Juventud y firma los contratos a la cooperativa del hermano de Tania Sánchez, que se convierte en administrador único.

2009. Se cierra Aúpa y Del Cura obtiene una plaza municipal que él mismo convocó.

Mayo de 2014. Del Cura es alcalde tras dimitir José Masa por un motín en su partido.

Noviembre de 2014. Sánchez arrasa en las primarias de IU a la presidencia de la Comunidad. Arranca una guerra con la dirección regional, que aplaza nombrarla candidata. La federal y Del Cura la apoyan.

Enero de 2015. El PP presenta una demanda contra seis personas por el caso Aúpa.

1 de junio de 2015. Del Cura y Sánchez y otras cuatro personas son imputados.

Pero tras la imputación, todo parece haber cambiado. “Si yo fuera Pedro del Cura, no tomaría posesión como alcalde”, dijo ayer Montserrat Muñoz, responsable de Política Institucional de IU. “Él representa a una organización y no a sí mismo”, añadió. Muñoz recordó que ella se apartó de la lista a las elecciones europeas tras ser imputada por una denuncia del PP, igual que le ha pasado a Del Cura. La querella contra Muñoz fue archivada tres días después de ser aprobada la candidatura. “No es ningún drama, ni es la muerte civil ni política de nadie”, opinó Muñoz, porque hay “otros compañeros” que pueden sacar adelante el proyecto.El alcalde se defenderá de las “falsedades del PP” en una audiencia pública en Rivas.

Del Cura no tiene casi otra experiencia profesional que la vinculada al Ayuntamiento de Rivas. Licenciado en Pedagogía y Educación Social en la UNED, se convirtió en 2003 en concejal de Juventud y accedió al cargo de regidor en mayo de 2014 tras forzar la dimisión del alcalde José Masa, su padre político en IU. En 2009, saltó a los medios cuando aprobó unas oposiciones que había convocado él mismo junto a dos exsocias de Héctor Sánchez (Abril Barceló y Yolanda Pérez), que coordinaban los pliegos de los concursos que ganaba Sánchez, administrador de la cooperativa Aúpa.

‘Caso Aúpa’

Como concejal, Del Cura firmó casi todos los contratos entre el Ayuntamiento y Héctor Sánchez (1,4 millones de euros). Es, además, el único político que en una comisión de investigación municipal reconoció que conocía el vínculo familiar entre el administrador de Aúpa y los concejales Raúl y Tania Sánchez, padre y hermana respectivamente de Héctor.

Alberto Garzón escenificó su distanciamiento con la ejecutiva regional asistiendo solo a un acto de campaña en Madrid, pese a jugarse una plaza emblemática. Y este fue en Rivas (81.000 habitantes), junto al candidato a la Comunidad, Luis García Montero, y Del Cura. La cita evidenció la total sintonía entre Garzón y el regidor, con el que comparte el interés por confluir con Podemos. Del Cura no pidió el voto para García Montero quien, a diferencia de este, quiso aparcar los problemas internos hasta después de las elecciones y alabó al regidor.

Ayer, Garzón no se pronunció sobre la imputación del alcalde más importante de IU en España. La ciudad, de apenas 500 habitantes a comienzos de los ochenta, representa el modelo de urbanismo, participación ciudadana y servicios públicos que el partido quería exportar al resto del país. Garzón reclamó la semana pasada reconstruir IU “pensando en la gente que se ha marchado”. Es decir, en Tania Sánchez, desde el lunes también imputada.

El 13 de junio se tiene que constituir el equipo de gobierno de Rivas y las quinielas cada vez son menos favorables a Del Cura. IU, que gobierna desde hace 21 años, ha perdido la mayoría absoluta y seis concejales.

Tania Sánchez no irá en listas si es condenada

Podemos Madrid se mostró ayer cauto respecto a la imputación de Tania Sánchez, volcada ahora en crear un proceso de convergencia de “fuerzas populares”. Su candidato a la Comunidad, José Manuel López, pidió “respeto a la justicia” y recordó que en su momento Sánchez renunció a su aforamiento para ser juzgada como cualquier ciudadano. De hecho, López no descartó que se presente dentro de unos meses a las primarias de Podemos para las elecciones generales y precisó que para entonces ya se sabrá si ha sido condenada. “Obviamente, de estarlo no podría concurrir”. Sánchez declarará ante el juez el 23 de junio.

Rivas Puede, que proviene del círculo de Podemos, sacó apenas 500 votos menos. Podría parecer el socio natural de IU, pero no es así. En Rivas Puede, que el 24 de abril perdió el apoyo de Podemos por problemas internos, hay muchos exintegrantes de IU con mala relación personal con Del Cura. Ayer su número tres, Antonio Flórez, sostuvo que la imputación era “un escollo importante”, pero puntualizó que no iban a “cortar el diálogo con una fuerza política, que siempre es más que un individuo”.

Los terceros más votados son los populares, con los que las relaciones llevan meses rotas. No solo les distancia la ideología, sino la querella que el 15 de enero interpusieron estos contra Del Cura y Tania Sánchez. Antes de que terminara la comisión de investigación del caso Aúpa, su portavoz, Jesús González Espartero, había pedido la dimisión de Del Cura.

Acercamiento al PSOE

Los socialistas, con los que IU gobernó entre 2007 y 2011 —con Tania Sánchez como concejal—, no parecen tampoco dispuestos a pactar. Del Cura estaba reunido con ellos el lunes cuando le notificaron la imputación. “En estas circunstancias, el PSOE no puede apoyar su investidura por ética. Rivas requiere su regeneración democrática”, declaró Carmen Pérez, la candidata socialista. La relación con estos nuevos concejales del PSOE a priori debería ser menos tensa que con los que abandonan la corporación, que no han cejado junto al PP de reclamar documentación.

Así la posibilidad de que Rivas Puede pacte con el PSOE y tenga acuerdos puntuales con Ciudadanos crece. Por eso ayer el secretario de Organización de IU Rivas, Curro García Corrales, les envió a ambos una carta para “proseguir, con la máxima normalidad posible, las conversaciones iniciadas”, así como “valorar conjuntamente el escenario surgido”.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información