Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau cobrará 2.200 euros, la cuarta parte del sueldo de Trias

El código ético de BComú limita la nómina de los cargos electos y puestos de confianza

El alcalde Xavier Trias y la líder De Barcelona en Comú, Ada Colau.
El alcalde Xavier Trias y la líder De Barcelona en Comú, Ada Colau.

La futura alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, cobrará algo más de una cuarta parte de lo que cobra el alcalde saliente, Xavier Trias: unos 37.000 euros brutos de Colau frente a los casi 144.000 de Trias. La rebaja se explica por la aplicación del código ético de Barcelona en Comú, que fija en 2.200 euros netos (incluidas dietas) el sueldo de los electos de la formación, cargos de confianza o gerentes del Ayuntamiento. Los 37.000 euros son fruto de calcular 14 pagas de 2.200 más un 20% de retención. Trias tiene un sueldo anual de 110.000 euros más dietas. Colau podrá nombrar un centenar de cargos de confianza.

La diferencia entre el sueldo de Trias y Colau no será tan grande en el caso de otros cargos, pero sí considerable. Los actuales gerentes cobran entre 60.000 y 147.000 euros anuales, los directivos alcanzan los 117.000 y algunos eventuales o asesores los 69.500, según las retribuciones de altos cargos que figuran en la web Govern obert del Ayuntamiento. Lo que no detalla el código ético de Barcelona en Comú es qué ocurre con la diferencia entre el sueldo de 2.200 euros y el que fijan las tablas salariales. Es decir, si la renuncia por parte de los cargos supone que se quedará en las arcas públicas o una parte será para la organización que ha ganado las elecciones.

¿Qué pasará con los 22 coches oficiales?

Colau ha dicho que eliminará los coches oficiales. El actual Ayuntamiento tiene 22 y una plantilla de 29 chóferes. Los vehículos los usan de forma permanente el alcalde, los tenientes de alcalde y los presidentes de los grupos políticos. Los de ICV y PP renunciaron a este privilegio. Ricard Gomà va en bici y Alberto Fernández en moto. El resto de concejales pueden utilizar los coches libres si los piden con antelación. De acuerdo con la normativa de personal municipal, si Colau reduce los coches oficiales como ha prometido, sería preciso encontrar para los chóferes una “ocupación análoga a su categoría laboral, experiencia y conocimientos”. Una de las salidas sería completar la plantilla de conductores que se dedican al transporte de valijas o paquetería entre dependencias municipales.

Colau podrá nombrar un centenar de cargos de confianza eventuales, que deberán estar dispuestos a adaptarse al salario de 2.200 euros. En el mandato que acaba ahora, el Ayuntamiento de Barcelona tiene una plantilla aprobada de 270 eventuales. De estos, el Ejecutivo de Xavier Trias ocupó 258 y el resto quedaron vacantes. Entre los eventuales hay cargos de confianza (en el departamento de prensa, por ejemplo), gerentes, responsables de empresas municipales, consejeros de distrito o también los asesores de todos los partidos o cargos complementarios de figuras como la Síndica de Greuges. Solo de los partidos ya suman unas 50 personas. Su nombramiento corresponde al alcalde, así como su cese. Los actuales serán cesados el 13 de junio, cuando se constituya el nuevo plenario.

En el próximo mandato, la cifra de cargos se reducirá notablemente por la entrada en vigor de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local (LRSAL). En el caso de Barcelona, la Carta Municipal fijó los eventuales en un 0,7% del total de la plantilla del Ayuntamiento y los entes públicos. De ahí sale la cifra del centenar, que la intervención trabaja para concretar exactamente (serán en torno a 110).

El número de cargos, pues disminuirá. Pero no tanto como de los 258 actuales a un centenar, sino a 160, porque los consejeros de distrito y algunos directivos pasarán, de acuerdo con la Carta, a no ser considerados eventuales sino electos locales.

Mientras, el actual personal eventual ha comenzado a recibir el Protocolo para el cese del personal eventual del Ayuntamiento de Barcelona, 19 páginas que detallan desde aspectos laborales (como los trámites a hacer en función de la situación laboral anterior), hasta qué hay que hacer con el móvil (se puede devolver o comprarlo), cómo darse de baja de la red informática corporativa o la devolución de la tarjeta de acceso a los edificios municipales.

Más información