Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos peones de una empresa del ‘caso Terra Mítica’ cobraban en un bar

Un testigo niega que su empresa, dedicada a hacer piezas de latón para estufas, participara en la construcción del parque

El parque Terra Mítica en Benidorm.
El parque Terra Mítica en Benidorm.

Dos testigos, peones de una pequeña empresa implicada en el caso Terra Mítica, han negado este martes que hubieran trabajado en la construcción del parque temático de Benidorm, en torno a la cual, según la fiscalía, se organizó un millonario fraude. Los hombres han afirmado que hicieron algunos trabajos en Valencia y que los contrataron porque eran clientes de un bar, donde firmaron el contrato y estuvieron cobrando las nóminas en metálico.

Según la tesis del ministerio público, los cuatro principales directivos del parque durante los años de su construcción, entre 1999 y 2001, se pusieron de acuerdo con empresarios proveedores de Terra Mítica para hacer pagar a la empresa de ocio por servicios inexistentes. Estos empresarios habrían simulado, a su vez, la subcontratación de trabajos con modestas empresas y autónomos ubicadas lejos de las instalaciones de ocio y que nunca tuvieron relación con el parque, de forma que podían reducir el pago de impuestos.

La expareja de un acusado afirma que manejaba "mucho dinero en efectivo"

Tanto los antiguos directivos como la mayoría de los empresarios acusados han negado las irregularidades.

Uno de los trabajadores de estas sociedades ha declarado este martes como testigo que no tuvo noticia de que su empresa, dedicaba a hacer pequeñas piezas de latón para muebles, lámparas y estufas, hiciera trabajos para el parque. "A mí me daban los planos y hacíamos las piezas, pero nunca oí nada de Terra Mítica. Éramos cinco en la empresa", ha afirmado según Efe.

La entonces pareja del dueño de la empresa Mecanizados de Levante (las fiscales piden 20 años para él), ha afirmado que el hombre manejaba "mucho dinero en efectivo" y guardaba documentación en una habitación en la le tenía "prohibido entrar y toquetear".

Más información