Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez: “La independencia tiene que servir para mejorar los servicios públicos”

El nuevo presidente del Asamblea Nacional Catalana (ANC) tiene el reto de acentuar el perfil social de la entidad

Jordi Sànchez, en el acto de nombramiento, en Cardona.
Jordi Sànchez, en el acto de nombramiento, en Cardona.

Jordi Sànchez (Barcelona, 1964), recién elegido presidente del Asamblea Nacional Catalana (ANC), ya tiene claro hacia donde quiere que vaya la entidad: rechaza los debates que han surgido alrededor del independentismo en los últimos meses y cree que se tiene que centrar el mensaje en el perfil social.

Pregunta. ¿Empiezan a oírse rumores porque la candidata más votada por los socios no preside la ANC? ¿Qué les diría?

Respuesta. El debate es legítimo, pero los socios de la ANC votaban el secretariado, y de acuerdo con los estatutos, el secretariado vota los cargos orgánicos. Que nadie lo lea como una desautorización a los socios, y menos a Liz Castro. El proyecto es integrador.

P. ¿Cree que los estatutos se tienen que cambiar para que sea todo más claro?

R. Es un debate que no me he planteado. Se tendrían que cambiar cosas, hacer campañas electorales... hay una lógica muy clara: los socios votan por una junta, y la junta vota los cargos. Esto pasa en la mayoría de las asociaciones. El debate que ha habido ha sido muy sano.

P. ¿Usted es el candidato de Carme Forcadell?

R. No. Carme no tenía candidato. Lo que hizo ella, como otra gente de la dirección saliente, fue preocuparse de buscar horizontes de futuro, caras nuevas, y lo hizo con gente distinta. Se ha dicho que ha habido un nombramiento a dedo, como si fuera una línea sucesoria: radicalmente falso.

P. La dirección saliente quiere dar más fuerza al perfil social. ¿Cómo lo hará?

R. Tenemos que poner el acelerador en líneas de trabajo que ya hay en marcha. La gente tiene que entender el proceso de independencia a través de la transformación de la realidad que se producirá: mejora de las condiciones de vida, servicios públicos, infraestructuras... este es el núcleo del debate. La independencia no es un elemento identitario o esencialista. Estamos convencidos que el derecho a decidir como voluntad democrática es invencible.

P. Se le ha etiquetado como cercano a ICV. ¿Podrá recuperar al partido para el proceso?

R. Se me ha etiquetado de ICV, de convergente, de muchas cosas... yo tengo mis sensibilidades, me considero una persona progresista y partidaria de gobiernos de centroizquierda e izquierda, convencido de que hace falta un cambio en el sistema por lo que respecta a la transparencia y a la manera de hacer política. Los partidos que todavía no han firmado [la hoja de ruta] acabarán estando. Serán todos los partidos favorables al derecho a decidir.

P. Da la sensación de que está en una etapa previa: la hoja de ruta habla de independencia y usted habla de derecho a decidir.

R. La independencia se hará con el derecho a decidir, el 27-S decidiremos los catalanes. La ANC claramente tiene una hoja de ruta marcada para el Estado propio, y además hacerlo de una manera democrática.

P. ¿Estaría abierto a cambiar la redacción de la hoja de ruta para que se sumaran Unió y ICV?

R. No se trata de cambiar la hoja de ruta, pero cada formación tiene derecho a enriquecerla. Es un proceso integrador. No soy de los que cree que hay un suflé y que se está deshinchando. Si miras las encuestas y analizas el 9-N verás que estamos donde estábamos, en el punto más alto que habíamos soñado. Y si nos hubiéramos deshinchado, el Estado español ya nos habría dado la consulta. En estas elecciones municipales la mayoría del país continuará donde estaba, y la función de la ANC es hacer crecer la mayoría: ensanchar, ensanchar, y ensanchar.

P. Si los partidos fallan, ¿la ANC tiene que dar un paso hacia las elecciones?

R. Este es un debate que no toca. La ANC lo tiene como hipótesis, pero porque tiene la obligación de generar escenarios diversos, todo es muy complejo. Hoy, nadie lo tiene en la agenda.

P. ¿El debate de la lista única se puede reabrir?

R. El acuerdo se firmó el mes de enero y para nosotros es el que vale. Tenemos que trabajar y exigir que los partidos lo lleven a la práctica para construir la mayoría ante el 27-S.

P. En estos tres años, ¿que ha hecho mal la ANC?

R. La ANC es una historia de éxitos inimaginables. La ANC ha hecho una cosa muy importante: condicionar la agenda política e institucional de este país. Los partidos no han podido desatender el clamor del Asamblea, y esto solo ha sido posible por el trabajo hecho, el acierto, la transversalidad y la razón.

P. ¿Y algo que no se haya hecho bien?

R. Me gustaría que no hubiera tanto ruido ni filtraciones mediáticas, pero desde mi percepción como socio no tengo enmiendas a hacer a la trayectoria de la Asamblea. No vengo a enmendar nada, vengo a profundizar el trabajo que se ha hecho.

P. ¿El cargo a la Sindicatura es incompatible con la presidencia?

R. El lunes presentaré la carta al Síndic explicando que he asumido la responsabilidad en la ANC, y corresponde a la Sindicatura aplicar la ley, probablemente decidiendo que es incompatible. Que nadie se piense que asumiendo la responsabilidad de la ANC facilitaremos ningún debate sobre incompatibilidades, el Síndic es demasiado importante.

 

Más información