Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau mitinea en territorio adverso

La alcaldable reúne a 200 personas en Sarrià con un discurso más moderado

En el programa electoral figura la creación de una moneda para Barcelona

Ada Colau, durante el acto de este lunes en Sarrià.
Ada Colau, durante el acto de este lunes en Sarrià.

Ada Colau prometió que acudiría a todos los distritos durante la campaña y ayer cumplió su palabra en la plaza mayor de Sarrià. Rodeada de sucursales bancarias y un entorno en el que deambulaban niños con uniforme escolar, Colau mitineó ante 200 personas, con una media de edad de más de 60 años, gentes que han podido votar desde que hay democracia.

El tono nada tuvo que ver con discurso mitinero de inicio de campaña en La Barceloneta y mucho menos con el de Nou Barris, junto a Pablo Iglesias, y que le ha generado la crítica de CiU, PP y PSC. El propio Artur Mas se sumó ayer a esos reproches a Colau. “La violencia verbal acaba degenerando en otro tipo de violencia física”, dijo el presidente de la Generalitat.

Colau replicó que lamentaba que CiU secundase el discurso “criminalizador” del PP contra su candidatura advirtió que no cesara en denunciar la “corrupción estructural”. No levantó la voz, no pronunció la palabra mafia que tanto irrita a Xavier Trias, aunque sí inquirió en que en la ciudad “se han puesto alfombras a los lobbies”. Seguramente era el escenario menos proclive a esa lista electoral, pues hace cuatro años CiU cosechó en el distrito un 48,4% de los votos, seguida del PP, con un 22,4%. Iniciativa, lo más parecido a lo que hoy es la candidatura de Colau tuvo el 5,15%.

Barcelona en Comú tiene en Sarrià-Sant Gervasi una agenda de 800 simpatizantes, aunque el grupo más activo son una treintena. “Somos los pijos-progres de Sarrià que ponemos de los nervios a Pilar Rahola”, explicaba uno de ellos, profesor universitario. Unos cuantos se enfundaron la camiseta roja de la candidatura y hasta vendieron chapas, imanes y camisetas. La de Guanyem se puede comprar a cinco euros, porque se trata de una marca electoral que al final se frustró. Pero lo que tienen más salidas son las bolsas rojas de tela, a seis euros, con el lema en catalán “tenemos más poder del que nos han hecho creer”.

Colau obvió en su mitin que la esperanza de vida de su auditorio es hasta diez años más elevada que en otros barrios, aunque sí habló de desigualdad social y lanzó un guiño a los vecinos: “sois los primeros que queréis acabar con eso y sentiros orgullosos de la ciudad”. Después enumeró las propuestas para el barrio.

En el programa electoral figura la creación de una moneda para Barcelona, con voluntad de extenderse al área metropolitana, “como manera de promover el desarrollo local”. BComún asegura que en todo el mundo hay 4.000 sistemas de este tipo, de entre la que destaca el wir, una moneda complementaria suiza para las pequeñas empresas que funciona desde hace 80 años.

Más información