Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos decidirá en Navarra

UPN gana por la mínima, pero apenas llegaría a 12 de los 50 escaños del Parlamento

La fragmentación del voto augura un escenario complicado para la formación del futuro gobierno foral de Navarra, según se desprende de la encuesta del CIS publicada este jueves. De momento, UPN sufre los efectos de la "mala gestión" que un 37% de los ciudadanos navarros conceden al mandato de la actual presidenta Yolanda Barcina y se consolida la irrupción de Podemos, situada como segunda fuerza y en condiciones de decidir el signo de la Cámara donde las fuerzas nacionalistas y abertzales pretenden propiciar el cambio político.

Hasta ahora, Podemos se había mostrado dispuesta a propiciar un gobierno distinto del de UPN, aunque sus responsables siempre han admitido que la última decisión quedaría en manos de la organización estatal en el supuesto de que obligara a un entendimiento con el resto de fuerzas, y de una manera especial con EH Bildu porque podría comprometer la imagen política del partido ante las próximas elecciones generales.

Ante las elecciones autonómicas del 24-M, UPN ganaría con el 20,8 % de los votos y entre 11 y 12 escaños de los 50 del Parlamento, aunque seguido a corta distancia de Podemos, que conseguiría el 19,9 % de los apoyos estimados y 11 escaños.

La formación regionalista ha situado a José Javier Esparza como nuevo cabeza de lista tras confirmarse la retirada de Barcina, pero no logra evitar la sangría de votos ya que sufrirán una previsible pérdida de hace seis parlamentarios. Este desgaste es compartido por el PSN, que también se deja tres de los nueve escaños de que dispone en la actual legislatura y encaja el apoyo prestado a UPN.

Uxue Barkos es la candidata mejor valorada por los navarros

Mientras Podemos recoge una parte del desencanto socialista, Ciudadanos aprovecha con nitidez el declive de las opciones del centro-derecha navarro ya que recoge un apoyo del 8,7 % de los votos que le podrían dar hasta 4 ó 5 escaños en su primera entrada en el Parlamento foral. Además, superaría con creces al PP, que se quedaría con el 6,7 % de los apoyos y 3 diputados, uno menos que ahora.

En un clima polìtico enrarecido por las irregularidades que propiciaron la desaparición de Caja de Navarra y el nulo entendimiento entre el gobierno Barcina y la oposición, tampoco las fuerzas nacionalistas ven alimentadas sus expectativas. Es Podemos quien recoge el malestar ciudadano expresado incluso en varias manifestaciones por las calles de Pamplona.

EH Bildu se situaría como tercera fuerza con el 12,5 % de la estimación de voto y 7 escaños, mientras Geroa Bai con el 10 % de la estimación de voto y 5 escaños. Izquierda-Ezkerra con el 5,1 % de los votos y dos parlamentarios completaría el reparto, del que queda excluida UPyD con el 0,5 % de estimación de voto.

La encuesta, con un nivel de confianza del 95,5 % y un margen de error del 3,6 %, ha sido realizada entre el 23 de marzo y el 19 de abril con 800 entrevistas personales en 53 municipios, si bien de los encuestados el 56 % dice tener decidido ya su voto y el 42,6 % no.

Preguntados por la valoración acerca de los cabezas de lista de las formaciones que se presentan, los encuestados valoran con un 68,8 % a Uxue Barkos (Geroa Bai), con el 46,6 % a María Chivite (PSN), el 42,9 % a José Javier Esparza (UPN), el 31,5 % a José Miguel Nuin (I-E), el 25,2 % a Ana Beltrán (PPN), el 21,5 % a Adolfo Araiz (EH Bildu) y con el 13 % a Miguel Zarranz (UPyD).

Más información