_
_
_
_

Carmona bajará los impuestos a desfavorecidos y clase media

El candidato socialista se compromete a recortar el IBI y a bonificar tributos y tasas

El candidato socialista al Ayuntamiento de Madrid, Antonio Miguel Carmona, ha prometido bajar los impuestos municipales “a los más desfavorecidos y las clases medias”. En concreto, ha señalado como su “prioridad absoluta” una rebaja del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), en la línea de lo prometido por Esperanza Aguirre (PP), que avanzó que recortaría a la mitad ese recibo a lo largo de los próximos cuatro años. Carmona ha criticado precisamente la promesa de su rival: “Yo no me dedico a anunciar grandes rebajas y después, en la letra pequeña, me desdigo de mi promesa. Llevo años reclamando al PP la reducción del IBI, que se ha triplicado en los últimos diez años”.

En caso de ser elegido alcalde, Carmona promete reducir en 2016 el tipo impositivo del IBI “en la misma proporción en que aumente la base liquidable, lo que se traducirá en una congelación efectiva del impuesto”. Eso es precisamente lo que ha hecho este año la alcaldesa, Ana Botella (PP), para contrarrestar la subida continuada del IBI desde 2012 debido a la revisión de valores catastrales impulsada en 2011 por su predecesor, Alberto Ruiz-Gallardón.

Carmona promete además “conceder subvenciones a las familias con menos ingresos y rebajar los requisitos exigibles para recibir esta ayuda”, para lograr así una bajada fiscal “sin trampas, excusas ni letra pequeña”. En la actualidad, entre los beneficios fiscales aprobados por Botella destaca una ayuda de hasta 100 euros para 13.000 familias con menos recursos económicos.

A partir de 2017, el candidato socialista promete aumentar las bonificaciones a familias numerosas (que ya existen) y monoparentales con dos hijos a su cargo, a los propietarios de viviendas “de baja calidad” y a “los hogares con sistemas de aprovechamiento térmico o energía solar”.

Carmona coincide con Aguirre en su promesa de instar al Ministerio de Hacienda a realizar una revisión catastral en 2016, pasados —como dicta la ley— cinco años desde la promovida por Gallardón, que ajuste el IBI a la caída del precio de la vivienda (un 17%, en dos años, según dijo).

En cuanto al resto de impuestos, el candidato socialista promete bonificaciones en tasas y tributos para parados y personas con discapacidad. Apuesta por “reorientar” el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, incidiendo en las bonificaciones para los coches menos contaminantes y de menor potencia. Carmona se ha comprometido a que en 2020 no circulen diésel por Madrid.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El candidato socialista promete además “reducir sensiblemente” los precios públicos de polideportivos y piscinas municipales, compensando la caída de ingresos con un alza del número de usuarios. Y, por último, apuesta por modificar el Impuesto sobre Construcciones, bajando el tipo impositivo (como también promete hacer Aguirre) y “teniendo en cuenta el tipo de obra que se pretenda realizar”.

Esta reforma fiscal se complementará con la creación de una tasa que grave a las entidades financieras por el uso de la vía pública para instalar cajeros en sus sucursales, un proyecto que IU lleva proponiendo desde hace años y que el PP ha descartado hasta ahora al calcular que su implantación y tramitación superaría en gasto a su recaudación.

Además, Carmona quiere imponer una tasa de basura a los “grandes generadores” (industrias y centros comerciales).

En paralelo, reestructurará la Agencia Tributaria municipal para aumentar su eficacia en la recaudación de tributos y tasas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_