Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rus y su hombre de confianza: “Ahí hay 12.000 euros, dos millones”

La SER desvela la grabación en la que el presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, y Marcos Benavent, centro del 'caso Imelsa', cuentan billetes

Alfonso Rus presidente de la Diputación de Valencia junto al vicepresidente Máximo Caturia en una rueda de prensa.
Alfonso Rus presidente de la Diputación de Valencia junto al vicepresidente Máximo Caturia en una rueda de prensa.

La dirección del PP está preocupada por la explosión de un nuevo caso de corrupción que ya amenazaba desde hacía días la cabeza del líder provincial de Valencia, Alfonso Rus. Este fue grabado contando billetes del supuesto cobro de una mordida. El presidente valenciano, Alberto Fabra, presiona para que dimita tras hacerse pública esa grabación. El PP se plantea suspender cautelarmente de militancia a Rus y evitar que el escándalo esté todavía abierto cuando Mariano Rajoy visite Valencia el martes, en el inicio de un periplo electoral que le llevará por toda España.

“Correcto, ahí hay un millón. Aquí hay un millón más. Hay 24.000 ahí... 3.000, 4.000, 5.000, 6.000... 12.000 euros, dos millones de pesetas”. Esta conversación entre Rus, presidente de la Diputación de Valencia y del PP provincial, y Marcos Benavent, exgerente de la empresa pública Imelsa, dependiente de la Diputación, procede del sumario de un caso de corrupción que ha abierto una grave crisis entre los populares valencianos. La grabación, que ha sido desvelada por la SER y forma parte de las que Esquerra Unida del País Valencià entregó a la Fiscalía Anticorrupción, es una de las que han dado pie a la investigación judicial del caso Imelsa e involucra directamente a Rus en una trama de cobro de comisiones. Su interlocutor, Benavent, que grabó esas conversaciones, está en paradero desconocido desde que dejó el cargo a finales del año pasado.

Según informó la SER, la grabación se produjo hacia abril de 2006 en el interior de un automóvil. Fue realizada, como el conjunto de más de 10 horas en poder de la fiscalía, por el propio Benavent. La charla se produjo, supuestamente, tras una comida. Según se desprende de otra conversación, hablaban de amañar un concurso de viviendas de protección oficial. De sacar a concurso el solar y de repartirse “lo que sobrara”.

Las grabaciones fueron acumuladas durante largo tiempo por Benavent, hombre de confianza de Rus, como adelantó EL PAÍS, y fueron entregadas a la fiscalía en julio de 2014 por la diputada provincial de Esquerra Unida Rosa Pérez. El ministerio público inició entonces una investigación que ha desarrollado sobre el terreno la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y que se extendió durante meses. La fiscalía denunció los hechos al juzgado hace unas semanas, y la investigación judicial se encuentra bajo secreto de sumario.

El diario Levante-EMV publicó ayer extractos de las grabaciones en poder de la fiscalía. En ellos se refleja el supuesto reparto de mordidas y se escucha al propio Benavent y a Máximo Caturla, vicepresidente segundo del equipo de Rus en la Diputación, durante una conversación mantenida el 16 de diciembre de 2005 en el despacho de este último, que era entonces secretario autonómico de Educación y consejero delegado de la empresa Ciegsa, encargada de la construcción de centros educativos. “Tampoco le tengo que dar mucha explicación. Alfonso, ya está esto, 30.000... no ha podido ser más y te va a solucionar lo de Xàtiva y ya veremos”, dice Benavent. Rus es alcalde de Xàtiva y candidato a la reelección en los comicios del próximo 24 de mayo. En otro momento, Caturla le dice a Benavent: “Él pensaba que más”. Y aquel asegura: “La de Xàtiva, la de Xàtiva es buena. Que son nueve millones”.

En esas grabaciones, como adelantó EL PAÍS, se hace referencia a discusiones en el PP sobre el reparto de comisiones y se alude a dos consejeros del Gobierno de Francisco Camps: Gerardo Camps, que fue titular de Hacienda, y Víctor Campos, que fue vicepresidente y resultó condenado en el caso de los trajes de la trama Gürtel del que el propio Camps salió absuelto. “Debes pasarles la información porque son consellers. Y si tienes alguna duda habla con Alfonso, que me ha dicho que tiene que ser así”, se escucha. “Debes hablar con Gerardo. Víctor es recaudador, recauda. Pero va a su puto culo. Pero recauda mucho para el tuerto y para él”.

Mientras Rus reunía a los dirigentes del PP de su confianza en la tarde de ayer en Xàtiva para analizar la situación y calibrar sus posibilidades de resistir en sus cargos o presentar la dimisión, los partidos de la oposición hacían extensible el escándalo a todo el PP. Ignacio Blanco, portavoz y candidato a la Generalitat Valenciana por Esquerra Unida, formación que denunció el caso Imelsa, calificó de “indecencia” lo que se escucha en las grabaciones, acusó a Fabra de ser “un cobarde y un pusilánime” y le exigió que “expulse a Rus y le obligue a abandonar las instituciones que preside: la Diputación y la alcaldía de Xàtiva”.

Según el secretario general del PSPV-PSOE y presidente de la Generalitat, Ximo Puig, “el caso involucra a todo el PP” porque confirma que su cúpula ha estado inmersa en “una corrupción sistémica”. El dirigente socialista afirmó que Fabra es “cómplice de una actuación lamentable de Rus y de todos los miembros del PP que están implicados”. Para Mònica Oltra, vicepresidenta de Compromís de la Generalitat, “las escuchas implican al PP en su conjunto”. Según Oltra, las grabaciones revelan que “la normalidad en el PP era cobrar comisiones y lo que se discutía era la cuantía”. “En todos los casos de corrupción sale a la luz lo mismo, el PP es un partido podrido”, concluyó.

Más información