Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BNG reclama a Fomento que mejore fallos en el AVE atlántico

Los nacionalistas piden que se subsanen las deficiencias "en lugar de transferir toda la responsabilidad” a los maquinistas

La falta de visibilidad para los maquinistas de varias señales y otras deficiencias detectadas por Renfe en el Eje Atlántico de alta velocidad, puesto en servicio hace dos semanas, han motivado la presentación por parte del BNG de una iniciativa en el Congreso de los Diputados en la que pide explicaciones al Ministerio de Fomento sobre la seguridad de la línea. La diputada nacionalista Rosana Pérez le exige que “solucione cuanto antes” esas “deficiencias”, 11 “puntos singulares”, como los denomina Renfe, sobre cuyo “riesgo” ha advertido a sus maquinistas para que presten más atención durante la conducción en esos lugares.

Pérez, representante del Grupo Mixto en la subcomisión parlamentaria de mejora del sistema ferroviario creada tras el accidente de Angrois, ha mostrado su “estupor” por que después de aquel siniestro, en el que el conductor del tren se despistó y no frenó a tiempo, ahora “se pida a los maquinistas que repasen los documentos para comprobar y resaltar los cumplimientos de las velocidades” en cada punto de la línea. Para la parlamentaria nacionalista, los 11 “puntos singulares” marcados por Renfe son la “evidencia de que estamos ante una serie de deficiencias en relación a la seguridad en el Eje Atlántico”.

“En nuestra opinión, tendrían que haberse subsanado en lugar de transferir toda la responsabilidad a un colectivo de trabajadores”, dice la nacionalista. Pérez reprocha que el ministerio asegure que “no existen riesgos para la seguridad” cuando “la legislación indica, con claridad, que los riesgos de ADIF que exporte a Renfe, sin minimizar su nivel de riesgo, deben ser aceptados o no aceptados” por el operador, por lo que la diputada deduce que Renfe “está asumiendo y aceptando los riesgos” y, siendo así, “debería informar a los usuarios”. La diputada del BNG critica que “nada se aprendiera del terrible siniestro del Alvia en Angrois” y que Fomento tropiece “de nuevo en la misma piedra” y “traspase la responsabilidad sobre la seguridad a los maquinistas”.

Renfe no se ha pronunciado sobre la cuestión pero Adif, que gestiona la línea, ha confirmado que todas las señales que según la operadora tienen “mala visilibilidad” cuentan con una baliza asociada que detendría cualquier tren de forma automática aunque su maquinista no las viese y que ya trabaja para mejorar su ubicación.