Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete entidades ciudadanas crean un observatorio contra la corrupción

Los promotores consideran que el 'caso Blasco' no tuvo una respuesta social suficiente

Siete entidades valencianas han decidido crear el llamado Observatorio Ciudadano contra la Corrupción con el objetivo de "concienciar" a la población ante un problema que, según consideran, "ha causado un enorme daño a la democracia y al autogobierno". El observatorio trabajará en varias líneas, como la "pedagogía" sobre el fenómeno y el "asesoramiento legal" a posibles denunciantes, pudiendo llegar en ciertos casos a personarse en causas judiciales.

Los fundadores de la asociación, que tendrá personalidad jurídica propia, carecerá de ánimo de lucro y pretende ser independiente de partidos políticos, son Acció Cultural del País Valencià, Associació Ciutadania i Comunicació, Atelier ONGD, Centre de Recursos Just Ramírez (Ca Revolta), Escola Valenciana, Perifèries y la Societat Coral El Micalet. La propuesta se presenta como "abierta" a otras organizaciones que compartan los "objetivos", entre ellos el de "promover los valores democráticos de transparencia y derecho ciudadano de acceso a la información".

La iniciativa surgió de dos ONG, Atelier y Perifèries, a raíz del caso Blasco, la investigación judicial sobre el desvío de ayudas de cooperación al desarrollo por parte de cargos de la Generalitat en cuya primera pieza separada ha sido condenado a ocho años de cárcel el exconsejero Rafael Blasco. Y, más en concreto, ante lo que sus miembros entendieron como una "falta de respuesta social a la altura" de la gravedad de los hechos.