Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Barcelona cede a la FAVB solares para levantar 300 pisos

Las viviendas serán en derecho de superficie, que mantiene la titularidad pública del suelo

El Ayuntamiento de Barcelona y la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB) han firmado este miércoles un convenio por el que la ciudad cede a las entidades por lo menos cuatro solares para levantar pisos sociales. El convenio firmado sustituye al anterior, de 2007, que desde entonces ha supuesto levantar 400 pisos sociales. Casualidad o no, se ha firmado a un mes de las elecciones municipales.

Pero la novedad es que las viviendas que se construirán ahora son en régimen de derecho de superficie. Esto es, los pisos pertenecen a sus compradores durante 75 años y el suelo es de titularidad municipal. Así todo el mundo gana, la ciudad no pierde suelo público y las familias pagan mucho menos, porque solo costean el valor de uso de la vivienda, no un patrimonio a revalorizar.

La Borda, último trámite

La Borda, la cooperativa de viviendas de alquiler del recinto industrial de Can Batlló, en Sants, superó ayer un trámite crucial. Fue durante la comisión de economía del Ayuntamiento, cuando se aprobó la cesión del suelo. En un mes, si nadie se opone durante el periodo de alegaciones, el Ayuntamiento y las 30 "unidades de convivencia" que forman la cooperativa firmarán las escrituras.

Los integrantes del proyecto celebran un paso más en un proyecto que temían que quedara pendiente para después de las elecciones. "Estamos contentos de la resolución del trámite de la cesión, pero pendientes del último escollo, el realojo de las personas que viven en las casas sobre las que construirá La Borda", manifiesta Joan M.Gual, del colectivo. Y es que la cooperativa exige que antes de derribar las casas --infraviviendas-- en el solar que albergará La Borda se resuelva la situación de las personas que las ocupan ilegalmente. Ayer el ayuntamiento se comprometió verbalmente a hacerlo.

También en Can Batlló, el Patronato Municipal de la Vivienda está construyendo dos edificios en régimen de derecho de superficie y la FAVB-Sogeur, un tercero.

Los solares cedidos este miércoles están ubicados en los barrios de La Marina del Prat Vermell, Roquetes, Trinitat Nova y en la zona de la Meridiana que queda entre el HUB y los nuevos Encants vells. No podrán ser pisos de alquiler, que es la fórmula que quiere potenciar el Ayuntamiento, porque legalmente no pueden hacerlos las cooperativas. El acceso a estos pisos se realizará por el procedimiento que establece el Registro de Solicitantes.

La firma del convenio, en el Saló de la Ciutat del Ayuntamiento, ha facilitado una imagen poco frecuente: la de la encajada de manos entre el alcalde, Xavier Trias, y el presidente de la FAVB, Lluís Rabell, ambos muy sonrientes. Rabell, habitualmente crítico con la gestión del actual ejecutivo, ha celebrado la firma del convenio. Y ha aprovechado para afirmar que la construcción de vivienda pública es solo "una de las líneas necesarias para responder a la crisis habitacional y contrarrestar los efectos negativos de cuestiones como la turistificación del precio de la vivienda". El líder vecinal ha subrayado además que la cooperativa de la FAVB tendrá muy presente a la hora de construir las viviendas aspectos ambientales o la financiación con banca ética.

A su turno, Trias ha celebrado una fórmula de promoción inmobiliaria "que permite conservar la titularidad pública del suelo". El alcalde ha recordado que el Ayuntamiento ha comprado 28 solares y se ha comprometido a comprar otros 28 en el próximo mandato. "La vivienda pública de alquiler es una necesidad mande quien mande", ha dicho Trias.