_
_
_
_

Un acusado de Terra Mítica dice que pagó 2,1 millones en efectivo

Rubio afirma que los trabajadores querían cobrar en negro y los proveedores, en metálico

Ignacio Zafra
Una de las atracciones del parque temático Terra Mítica de Benidorm.
Una de las atracciones del parque temático Terra Mítica de Benidorm.adriano a.

José Luis Rubio, que se enfrenta a una petición de 41 años de prisión por parte de la fiscalía, afirmó martes en el juicio del caso Terra Mítica que pagó 352,8 millones de pesetas —2,1 millones de euros— en efectivo a uno de sus proveedores, Mecanizaciones Hermanos Muñoz, durante la construcción del parque temático de Benidorm.

Rubio negó los delitos fiscales, de falsedad y estafa que se le atribuyen. Y se defendió de los datos sospechosos detectados por Hacienda respecto a la falta de trabajadores y movimientos bancarios en sus empresas que avalen la realidad de los trabajos facturados alegando que mucho de los pagos y acuerdos se realizaban en negro.

Más información
La fiscal recurre a las cintas donde se admiten fraudes en Terra Mítica
El coste de Terra Mítica “se veía sobre la marcha”, según su expresidente
Un exdirectivo de Terra Mítica autorizó pagar facturas sin contrato
Los acusados tratan de anular el juicio del ‘caso Terra Mítica’

Según el acusado, cobró 45 millones de pesetas —270.455 euros— de Terra Mítica sin que mediara contrato porque “normalmente se hacían verbales”. A muchos trabajadores “se les pagaba en negro”, lo que explicaría que no constasen como dados de alta ante la Seguridad Social, afirmó. Y sus proveedores preferían cobrar en metálico, dijo, según Efe. Las obras por las que cobró tanto al parque como a otras empresas que trabajaban en Terra Mítica fueron, en cambio, “reales”. El ministerio público y de la Abogacía del Estado, a quien el acusado se negó a responder, mantienen lo contrario.

Rubio dijo desconocer por qué en el año 2000 su empresa Desarrollos Gran Vía ingresó 1.172 millones de pesetas —siete millones de euros— y declaró ante Hacienda 714 —4,2 millones de euros—. Al año siguiente facturó 1.795 millones de pesetas y declaró menos de la tercera parte. “Yo siempre estaba en la obra, la facturación y el papeleo no lo llevaba yo”, argumentó Rubio, que dijo que de esas tareas se encargaba su secretaria y la asesoría fiscal.

Las fiscales Carmen García y María Ángeles Martínez consideran que en torno al parque temático se gestó una trama que defraudó a Terra Mítica pero sobre todo a Hacienda por importe de 4,4 millones de euros. El ministerio público pide para los 35 presuntos miembros de ese grupo penas que suman más de 700 años de prisión. Rubio rechazó este martes haber actuado como “banquero” o “recaudador” de la red. Y negó que tal trama existiera, o que al menos él hubiera tenido conocimiento de la misma.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Ignacio Zafra
Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_