Mas rectifica y apuesta por mantener las elecciones del 27 de septiembre

Solo una coincidencia con las generales podría modificar la fecha electoral

Artur Mas, con su esposa Helena Rakosnik ayer en la Generalitat tras regalarse un libro y una rosa.
Artur Mas, con su esposa Helena Rakosnik ayer en la Generalitat tras regalarse un libro y una rosa.Rubén Moreno

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, rectificó este miércoles y desvinculó la convocatoria de las elecciones autonómicas catalanas del mantenimiento del acuerdo de estabilidad entre Convergència i Unió y Esquerra Republicana. Sin aclarar los motivos del cambio de parecer, Mas volvió a dejar clara su intención inicial: “En lo que depende de mí, que es mucho, las elecciones en Cataluña serán en septiembre, el día 27”, dijo en una conferencia de prensa reservada a medios de comunicación extranjeros.

Más información
Mas reclama la lealtad de Esquerra para que haya elecciones el 27-S
La Fiscalía reactiva la causa del 9-N con la petición de nuevas pruebas
Mas despliega una ofensiva exterior para reivindicar el 27-S como plebiscito
La ANC quiere llenar los 7,5 kilómetros de la Meridiana el 11-S

La convocatoria electoral marcó la actualidad política de una Diada de Sant Jordi en Cataluña que en esta ocasión tuvo un carácter menos reivindicativo que los últimos dos años. La Asamblea Nacional Catalana se ha reservado para este viernes el acto en Barcelona con el que pretende reanimar el proceso soberanista.

Mas, que el miércoles advirtió a ERC de que podía modificar la fecha de las elecciones si los republicanos incumplen sus compromisos de gobernabilidad, dio ayer otro argumento que podría justificar un cambio de día. El presidente catalán advirtió de que podría ocurrir que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, decida convocar elecciones generales antes de la fecha prevista. “¿Podría influir en nuestro calendario? Deberíamos hablarlo en Cataluña” señaló Mas quien, no obstante, insistió en que su intención es convocar elecciones el 27S.

El Partido Popular ha insistido en varias ocasiones, y ayer volvió a hacerlo, en que probablemente no haya elecciones en Cataluña en septiembre. Con las palabras de Mas de ayer cobra fuerza la tesis de que Rajoy podría evitarlas colocando las elecciones generales a principios de otoño en lugar de hacerlo a final de año.

El entorno de Mas asegura que esta posibilidad es muy poco probable, pero mantienen abierta la opción. Durante el encuentro con la prensa extranjera, al que no fue convocada la prensa barcelonesa, el presidente catalán reiteró su queja hacia a ERC. Entiende que el pacto del pasado enero por el que se acordó el adelanto electoral no se está cumpliendo, ya que CiU pierde “algunas votaciones en el Parlament que no se deberían perder”, como por ejemplo la votación sobre el consorcio sanitario de Lleida.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El coordinador de Convergència Democràtica, Josep Rull, también ha querido alejar la posibilidad de un cambio en la fecha electoral. Según Rull, "en lo que dependa" del presidente catalán las elecciones serán el 27 de septiembre y ha asegurado que las declaraciones de ayer de Artur Mas “en absoluto” significan que CiU esté dando marcha atrás en el compromiso de los comicios.

Según el "número dos" de CDC, "el toque de atención a ERC se tenía que dar porque los compromisos se deben cumplir y el pacto de estabilidad hay que cumplirlo, pero otra cosa distinta es la convocatoria de las elecciones del 27 de septiembre, son dos cosas que no van juntas, y no hay que vincular una con la otra".

Convergència Democràtica considera que los republicanos no han sido suficientemente leales al pacto de gobernabilidad que suscribió su líder Oriol Junqueras. Señalan tres episodios que les han molestado especialmente: el desmarque de ERC respecto a las políticas sanitarias de la Generalitat y singularmente de la creación del Consorcio Sanitario de Lleida; la petición de ERC para que Mas compareciera en la comisión del caso Pujol y la exigencia de los republicanos que ha obligado a modificar la tasa turística.

En lo que queda de legislatura hay votaciones importantes. Además de leyes sectoriales lo que preocupa a Convergència es qué harán los republicanos a la hora de votar las conclusiones de la comisión de investigación del caso Pujol. El líder de ERC, Oriol Junqueras, reiteró ayer que su voluntad es garantizar una Cataluña “más limpia y justa”.

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS