Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ARC Resorts propone un hotel de seis estrellas con casino en la Marina

Los promotores aseguran tener "muy buenas relaciones" para "traer la F1 de vuelta" y promoverla de forma privada

Figuración del proyecto presentado por el grupo de Singapur para la Marina.
Figuración del proyecto presentado por el grupo de Singapur para la Marina.

El grupo ARC Resorts, con sede en Singapur, pretende construir un hotel de seis estrellas con casino, un "museo del cristal" y jardines en el edificio Docks de la Marina Real Juan Carlos I de Valencia, con una inversión de 200 millones hasta 2018 en esa primera fase de un proyecto más ambicioso para crear en este espacio portuario "el mejor resort dentro de una ciudad en Europa", informa Europa Press.

Su consejero delegado, Mark Vlassopulos, y su responsable para España, José María Esquerdo, han hecho público un proyecto que han presentado a las administraciones local y autonómica y para la que habrá que modificar la normativa del juego para reducir el tipo impositivo y extinguir de forma anticipada la concesión del edificio -para lo que aseguran tener un acuerdo económico con la concesionaria, del Grupo Romeu. Luego deberá de revertir al Ayuntamiento, después al Consorcio Valencia 2007 y posteriormente se tendrá que convocar un concurso público.

Sus responsables prometen más de 8.000 empleos directos e indirectos, más de 754.000 turistas adicionales al año, un impacto en el PIB de 5.600 millones en 15 años, de 284 millones al año, y una inversión privada que alcanzaría los 1.000 millones de euros en caso de que saliera adelante el proyecto global, que incluiría "una zona residencial, golf y atracciones relacionadas" en el PAI del Grao, en una tercera fase con previsión de inversión de 300 millones y de ejecución entre 2018 y 2021.

Los promotores presentarán la documentación de la Actuación Territorial Estratégica (ATE) la semana que viene después de "tres años de trabajo". Han asegurado que desde la Generalitat estudian modificar la normativa del juego y anuncian que se reunirán con los principales partidos que concurren a las elecciones para conocer su opinión sobre el proyecto y, en cuanto a si se mantendría sin juego, son tajantes: "para invertir mil millones es preciso incluir un casino".

La compañía, que tiene "en marcha" proyectos parecidos en Sri Lanka y Kazajstán, aspira a convertir Valencia "en el mayor foco turístico del Mediterráneo", al considerar que reúne "las características más relevantes" en materia de infraestructuras, climatología, turismo y gastronomía. Citan de ejemplo la transformación de Singapur Marina Bay desde 2003.

120 suites de hasta 400 metros

El hotel contaría con 120 suites de hasta 400 metros cuadrados con spa y solarium, que respete el diseño original de 1927 y sea gestionado por un "operador de primer nivel internacional" en este tipo de establecimientos e incluya casino, un atrio de 2.000 metros cuadrados, el único museo europeo del Global Glass Artist, limusinas, yates y otros servicios para "cubrir la demanda de gran lujo".

Con ese propósito, desde ARC apuestan por "traer la Fórmula 1 de vuelta", en esta ocasión promovida de forma privada, y aseguran tener "muy buenas relaciones desde hace tiempo" con los responsables de la competición. Según indican, el regreso de la prueba automovilística al circuito urbano de Valencia sería "muy rentable", tanto para la ciudad como para los promotores privados, y se podría "alternar" con la Fórmula E, de monoplazas eléctricos.

Esta prueba anual se enmarcaría en una segunda fase, que también "podría comenzar en 2016, a la vez que la primera", se extendería hasta 2020 y contemplaría una inversión de 500 millones. Prevé crear, en el PAI Eugenia Viñes, una gran zona para espectáculos y eventos, sede de Cavalia y con tienda del espectáculo.

Con intención de presentarse a todos los concursos públicos, proponen un mercado "tres o cuatro veces más grande" que el madrileño de San Miguel para el Tinglado 2, una zona comercial y de exposición en el 4 y 5, un centro de artes y convenciones en el Veles e Vents, un club de yates en el Varadero, oficinas y centro de formación en el edificio Alinghi, un hotel de unas 500 habitaciones y modernizar el 'area park' y paisajes de la Marina.

Los responsables del proyecto contemplan asimismo la búsqueda de sinergias con la Ciudad de las Artes y las Ciencias, con Feria Valencia y con el tejido empresarial y turístico valenciano y tienen intención de "aprovechar infraestructuras como el aeropuerto de Castellón o el AVE que unirá Castellón, Valencia y Alicante".