Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
bilbao

Petición de justicia en el callejón

Recuerdo de cientos de personas al joven Iñigo Cabacas en el tercer aniversario de su muerte

Los padres de Iñigo Cabacas, a la derecha, junto a la joven que auxilió al aficionado herido.
Los padres de Iñigo Cabacas, a la derecha, junto a la joven que auxilió al aficionado herido.

Cientos de personas han recordado este sábado, en Bilbao, al joven Iñigo Cabacas en el tercer aniversario de su muerte como consecuencia del impacto de una pelota de goma lanzada por la Ertzaintza y han exigido que se haga justicia y se esclarezcan los hechos que causaron su fallecimiento.

El acto de recuerdo, organizado por familiares y amigos, se ha desarrollado entre gritos en demanda de "justicia" en el mismo callejón de la calle María Díaz de Haro en el que Cabacas resultó herido de muerte el 5 de abril de 2012 y donde este sábado los asistentes han lanzado al cielo un globo por cada día transcurrido desde esa fecha (un total de 1.095).

Cabacas, que entonces tenía 28 años, cayó fatalmente herido ese día tras recibir un impacto de una pelota de goma lanzada por la Ertzaintza durante unos incidentes posteriores a un partido del Athletic en Bilbao.

El joven aficionado del Athletic Club, que resultó herido cuando festejaba la victoria de su equipo, murió cuatro días después en el hospital de Basurto por las lesiones provocadas por una fractura craneal.

Los padres de la víctima han lamentado que haya todavía "muchas preguntas por resolver"

Al acto han asistido los padres del fallecido, quienes, emocionados, han lamentado que tres años después haya todavía "muchas preguntas por resolver" y han indicado que no cesarán en su empeño de buscar "la verdad y el reconocimiento".

Tras agradecer a los presentes que se hayan reunido para denunciar "la injusticia" en torno a la muerte del joven, su padre, Manu Cabacas, ha puesto de manifiesto que "han pasado 1.095 días y noches buscando respuestas", un tiempo en el que han recibido "muchas palabras bonitas, pero pocos hechos".

Ha insistido en exigir responsabilidades por la muerte de su hijo "más allá del autor del autor material del disparo". "Necesitamos saber -ha dicho- la razón por la que se mandó cargar en este callejón sin salida".

Tras señalar que el consejero vasco de Interior en el momento en que ocurrieron los hechos, el socialista Rodolfo Ares, dijo que asumía "la responsabilidad de un suceso irreparable", Manu Cabacas se ha preguntado "dónde quedó esa responsabilidad" y si dimitió, cesó a algún cargo o colaboró con la Justicia "dando toda la información": "¡No!", ha reprochado.

Ha añadido que la familia tampoco puede olvidar que la consejería de Seguridad "negó a la jueza los protocolos de actuación de la Ertzaintza" y que desde el Gobierno vasco se han dicho "cosas como que hay veces que los crímenes quedan impunes". "¿Acaso están adelantando algo?", se ha preguntado.

Los padres de Cabacas han estado acompañados en el acto, entre otros, por la abogada de la familia, Jone Goirizelaia. Entre los asistentes, también se encontraban concejales de Bildu en el Ayuntamiento de Bilbao y la representante de la izquierda abertzale Maribi Ugarteburu.

Antes que los padres, han intervenido amigos del joven fallecido, quienes han denunciado la "eterna espera" en que se ha convertido la investigación judicial en torno a la muerte de Cabacas y han criticado que las pelotas de goma "sigan en la calle".

Entre quienes han tomado la palabra, se encontraba también Elaia, una joven que, entre sollozos, ha relatado cómo socorrió a Iñigo Cabacas cuando cayó malherido hasta que llegó la ambulancia y se ha sumado a las peticiones de "justicia".