Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal ve indicios de delito en Arraiz al pedir “jaque mate” a la Guardia Civil

El presidente de Sortu pronunció dichas palabras tras una operación en el entorno de los presos de ETA

El presidente de Sortu, Hasier Arraiz, tras ofrecer la rueda de prensa en la que pidió dar "jaque mate" a la Guardia Civil el pasado mes de enero.
El presidente de Sortu, Hasier Arraiz, tras ofrecer la rueda de prensa en la que pidió dar "jaque mate" a la Guardia Civil el pasado mes de enero.

El Fiscal Superior del País Vasco, Juan Calparsoro, ve indicios de delito en la actuación del presidente de Sortu, Hasier Arraiz, por unas declaraciones en las que animó a dar "jaque mate" a la Guardia Civil.

En un informe remitido a la Sala de lo Civil y Penal del TSJPV el fiscal considera que dichas palabras pueden constituir un delito contra las instituciones del Estado. Por ello "no se opone" a que dicha Sala admita a trámite la querella presentada por la Asociación Dignidad y Justicia contra Arraiz por estos hechos y recuerda que la competencia de este caso corresponde al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) dado que el presidente de Sortu está aforado por su condición de parlamentario vasco.

En el escrito, Calparsoro informa también de que, además de la querella, la propia Fiscalía incoó diligencias de investigación sobre esas manifestaciones tras recibir un oficio del Delegado del Gobierno, Carlos Urquijo, quien consideró que podrían ser constitutivas de un delito de injurias y amenazas a la Guardia Civil.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional también remitió documentación al respecto. En cumplimiento de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, el fiscal vasco remite al TSJPV todas estas diligencias para su unión en una misma causa.

Arraiz pronunció dichas palabras en una conferencia de prensa convocada el pasado 12 de enero en San Sebastián horas después de que se iniciara la operación Mate contra el denominado frente de cárceles de ETA, que se saldó con 16 detenidos y los registros de la sede del sindicato LAB en Bilbao, de varias 'herriko tabernas' y un bufete de abogados que han ejercido la defensa de miembros de la banda.

El dirigente de Sortu aseguró que "estamos, sin lugar a dudas, frente a un Estado terrorista" y opinó que es "el momento" de que el pueblo vasco "dé jaque mate a la Guardia Civil" porque "es el momento de que se vayan de Euskal Herria".