Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kutxabank extiende a Gipuzkoa y Bizkaia los pagos sin contacto

La nueva tecnología es adaptable a los pagos en comercio y a sacar dinero de cajeros

Kutxabank ha iniciado, en el marco de su Plan de Comercio, la extensión progresiva del sistema de pagos en comercios con tarjetas 'contactless' a Bizkaia y a Gipuzkoa, tras  la implantación masiva de esta tecnología en Álava, a parti del pasado 15 de mayo de 2014.

La entidad financiera ha comenzado ya la instalación de nuevos datafonos en más de 6.650 establecimientos comerciales vizcaínos y guipuzcoanos, además de en otros 4.500 en el ámbito de actuación de CajaSur. Por otra parte, los clientes de Kutxabank ya han comenzado a recibir las nuevas tarjetas sin contacto, a medida que van caducando las actuales. Quienes deseen adelantar o simplificar aún más sus pagos en comercios con esta nueva tecnología podrán solicitar en su oficina un sticker.

Se trata de un dispositivo 'contactless' que se adhiere al teléfono móvil o a la cartera, y que puede ser utilizado para realizar compras sin contacto, exactamente como si fuera una tarjeta. Este nuevo dispositivo se dispensará de forma gratuita a los clientes de Kutxabank menores de 30 años.

Las tarjetas sin contacto permiten realizar pagos de pequeño importe con rapidez y comodidad. Los usuarios de estas tarjetas sólo necesitarán acercarlas al datafono del comercio para abonar de forma instantánea compras de hasta 20 euros, sin necesidad de firmar recibos o de teclear su clave, y manteniendo los mismos niveles de seguridad.

Para pagos superiores a los 20 euros el terminal del comercio solicitará confirmación, como hasta ahora, mediante la introducción de la clave. De este modo, la tarjeta permanecerá, en todo momento, en manos del cliente, y se reducirá sustancialmente la duración del proceso de abono, tanto para los clientes como para los comerciantes.

Más de 400 nuevos comercios alaveses se sumaron a la iniciativa

También se pueden utilizar para retirar dinero en los cajeros adaptados a la nueva tecnología. La operativa consiste en acercar las tarjetas al lector identificado con las ondas concéntricas, ya que el cajero reconoce automáticamente el dispositivo y solicita el código PIN. En ese momento se puede apartar la tarjeta, introducir el número personal y teclear la cantidad de dinero que se desea retirar. En el caso de que los cajeros no sean 'contactless', las tarjetas funcionan como siempre, introduciéndolas en su ranura específica.

La tecnología 'contactless' está considerada como el método de pago con tarjeta más rápido que existe en la actualidad, lo que la convierte en "una eficaz alternativa al dinero en efectivo", ha indicado la entidad, para añadir que su apariencia estética no difiere de las actuales, aunque incorporan el distintivo oficial de ondas concéntricas del 'contactess'.

La seguridad del sistema 'contactless' está "totalmente garantizada e incluye todas las ventajas de la tecnología EMV, el 'chip' actual que portan las tarjetas", ha indicado Kutxabank, que garantiza, además, una cobertura que protege a todos los usuarios de tarjetas de la entidad ante posibles usos fraudulentos de sus medios electrónicos de pago y tiene previsto un sistema de alertas al móvil.

El sistema de Kutxabank es "totalmente compatible" con otras tarjetas o dispositivos de pago sin contacto emitidos por otras entidades del Estado o internacionales. Sus usuarios podrán utilizarlas, además, en cualquier comercio que disponga del distintivo del 'contactless'. Con esta experiencia, Kutxabank se prepara, además, para gestionar los pagos con teléfonos móviles, en un futuro cercano.

El proyecto de Kutxabank, en colaboración con Visa Europe, convirtió a Vitoria hace casi un año en la primera capital vasca que dispuso de forma generalizada del nuevo sistema de pagos. El Grupo financiero instaló entonces nuevos datafonos en más de 1.500 establecimientos comerciales de Álava y renovó de forma simultánea las más de 200.000 tarjetas de los 125.000 clientes con los que cuenta en este territorio. El nuevo medio de pago estuvo plenamente operativo desde el 15 de mayo de 2014.

Más de 400 nuevos comercios alaveses se sumaron a la iniciativa, pionera en Euskadi, en su gran mayoría, negocios comerciales y hosteleros en los que hasta entonces no era habitual el uso del 'dinero de plástico', principalmente panaderías, estancos, alimentación, quioscos de prensa, bares, restaurantes o cafeterías.