Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell cierra 2014 con un déficit del 2,39% del PIB

La Generalitat incumplió el objetivo del 1% y fue la cuarta autonomía con mayor desviación

El Gobierno valenciano cerró 2014 con un déficit provisional del 2,39% del PIB, según los datos ofrecidos ayer por el Ministerio de Hacienda.

La cifra es casi un 1,4% superior al objetivo del 1% que había fijado el ministerio que dirige Cristóbal Montoro y seis décimas más alto que el correspondiente a 2013.

Con esta cifra, la Comunidad Valenciana incumple nuevamente el objetivo de déficit, aunque mejora su posición relativa en comparación con otros ejercicios porque Cataluña, Murcia y Baleares registran una desviación mayor. En 2012, la Comunidad Valenciana fue la que mayor desviación registró y en 2013 se colocó la segunda tras Cataluña.

El consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues, intentó ofrecer una visión positiva de la desviación del déficit al argumentar que un 1% corresponde a los intereses de la deuda y que el 1,4% restante hubiese disminuido más si no se hubiese reducido la transferencia del Estado en 330 millones, no se hubiesen aumentado las inversiones en 46 millones, no hubiesen aumentado los gastos financieros en 40 millones y no se hubiese acordado pagar parte de la extra eliminada en 2012 por importe de 136 millones de euros.

Debate superado

Moragues aseguró: “Estas cifras demuestran que todas las comunidades autónomas de régimen común incumplen el objetivo de déficit y que está superado el debate entre comunidades autónomas cumplidoras e incumplidoras”. En este contexto, el consejero de Hacienda insistió en que la Comunidad Valenciana está en la senda de la recuperación y que en 2015 la reducción del déficit se producirá por el menor coste de la deuda. Además, Moragues afirmó que sigue “explorando la posibilidad [con el Ministerio de Hacienda] de recibir anticipos” que se liquidan con dos años de retraso para compensar la pérdida de los ingresos previstos con el impuesto sobre depósitos bancarios.

La lectura que realizó de la cifra del déficit el portavoz socialista de Economía, Julián López, fue bien distinta. Las cifras “certifican el fracaso de las políticas de recortes impulsada por el presidente Alberto Fabra, por el Consell y por el Gobierno de Mariano Rajoy”. López recordó que llevan años recordando que “la austeridad a cualquier precio no lleva a ninguna parte”.