Una avería colapsa Radioterapia en Castellón de nuevo

El hospital aún no ha aprobado la compra del nuevo aparato anunciada hace un mes por el presidente de la Diputación

Javier Moliner, presidente de la Diputación de Castellón.
Javier Moliner, presidente de la Diputación de Castellón.ÀNGEL SÁNCHEZ

Las averías siguen estando a la orden del día en el servicio de Radioterapia Oncológica del Hospital Provincial de Castellón. Uno de los dos aceleradores lineales de los que dispone este centro para la atención a los pacientes de cáncer de toda la provincia lleva estropeado desde la semana pasada. El averiado no es el aparato cuya vida útil acaba este año, sino el más nuevo. A ello se suma la gravedad del fallo. “Hay preocupación porque ya no se trata de un fallo puntual, esta es una gran avería”, explica Amalio Palacios, representante de CC OO en este hospital. Algo que confirman desde el centro: “Tiene una avería compleja que requiere un tiempo prolongado para entrar de nuevo en funcionamiento”.

Por cada uno de los dos aceleradores lineales pasa una media de cincuenta personas diarias. “Es imposible que solo uno pueda atender a cien en un día”, explica Palacios. El representante sindical asegura que el servicio se está prolongando hasta medianoche y que se está barajando incluso la posibilidad de atender a pacientes en los días festivos de Semana Santa y Pascua. Desde el hospital aseguran que, si fuera necesario, se derivarán pacientes a Valencia.

Los constantes fallos en este servicio oncológico causaron 80 paradas a lo largo del pasado año. El presidente de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), José López Torrecilla, tildó de intolerable la cifra. El propio equipo médico del Hospital Provincial firmó en enero un documento (que remitió al director gerente) para constatar que las paradas eran una evidencia de que el servicio sufre un “déficit estructural que se ha hecho crónico”. El Defensor del Paciente y el Síndic de Greuges han abierto investigaciones.

La presión llevó finalmente al presidente de la Diputación, Javier Moliner, a anunciar la compra de un nuevo acelerador lineal. Este hospital es un consorcio formado por la Diputación y la Generalitat. El anuncio lo hizo hace un mes y se hizo oficial después de varios desencuentros con la consejería de Sanidad, que llegó a desmentir las informaciones. A fecha de hoy la decisión no ha sido aprobada por el consejo de gobierno del Hospital. La última reunión debió haberse celebrado la primera semana de marzo, pero fue aplazada. El centro asegura que se aprobará en abril.

El nuevo aparato, no obstante, no llegará antes de 2016. Amalio Palacios apunta que los plazos son normales por los trámites obligatorios que debe pasar un acelerador para que pueda empezar a atender a pacientes, pero destaca que cada día que pasa es “tiempo perdido”. El portavoz de Compromís, Enric Nomdedéu, que denunció el nuevo fallo, reclamará que se acelere esta compra. Cabe recordar que fue en 2010 cuando Carlos Fabra anunció que se adquiriría un tercer acelerador lineal que nunca llegó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS