Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
MANUELA CARMENA | Candidata de Podemos a la alcaldía de Madrid

“Hay mujeres fuertes en la izquierda como alternativa a Esperanza Aguirre”

La exjuez concurrirá a las primarias de Ahora Madrid, el partido de Podemos y Ganemos

Manuela Carmena, en su casa en 2013. Ampliar foto
Manuela Carmena, en su casa en 2013.

“No me gusta la política, nunca me ha atraído demasiado”, admite Manuela Carmena (Madrid, 1944), quien, tras una vida entera dedicada a la magistratura, se ha dejado convencer por Podemos para encabezar su candidatura al Ayuntamiento de Madrid.

“Puedo ayudar a una gente que tiene claro lo que hay que hacer”, explicaba ayer por teléfono, después de que Podemos anunciara que la propondrá como cabeza de lista de Ahora Madrid —el partido con el que concurrirá, junto a Ganemos y Equo, a las elecciones municipales de mayo en la capital—. Si hay más aspirantes, Carmena disputará las primarias del 26 al 29 de marzo.

El plazo límite para presentar candidaturas a esas primarias acaba el sábado, el mismo día en que IU debe decidir en un referéndum entre sus militantes si su candidato, Mauricio Valiente, se une a Ahora Madrid o se presenta por separado a las municipales.

Abogada durante 15 años (fundó el despacho laboralista de la calle Atocha donde pistoleros de ultraderecha asesinaron a cinco personas en 1977) y magistrada otros 30, Carmena ha sido presidenta de sección en la Audiencia Provincial, juez decana de Madrid, vocal del Consejo General del Poder Judicial, cofundadora de la asociación progresista Jueces para la Democracia...

¿Nunca antes le había tentado la política? “Nunca me he metido. Me lo ofrecieron cuando llevaba poco tiempo: me llamó José Barrionuevo [ministro socialista del Interior de 1982 a 1988] para ver si podía ser secretaria de Estado. Le dije que no”. Rondaba entonces los 40 años. En 2010 se retiró de la carrera judicial, y un año después se sumó a una comisión sobre excesos policiales creada por el Gobierno vasco cuando lo presidía el socialista Patxi López.

El candidato propuesto por la dirección de Podemos para la Comunidad de Madrid, José Manuel López, también asesoró a un gobierno socialista, en su caso al de José Luis Rodríguez Zapatero. López competirá en sus propias primarias con el exconsejero socialista de Aragón Ángel Gimeno, que critica a la dirección regional por “proponer una lista de aparato”, informa Francesco Manetto.

Ahora, con 71 años, Carmena tiene “muchos proyectos pequeños”, entre ellos una tienda, Zapatelas, en la calle de Manuela Malasaña, donde vende ropa elaborada en talleres de inserción. “Confío más en las cosas pequeñas que en las grandes decisiones”, admite. Eso, su poco gusto por la política, el miedo a que su tienda “se resienta” y la convicción de que “la alternativa la tiene que tomar gente joven” fue lo que la echó para atrás ante la oferta de Jesús Montero. Éste tenía claro desde que fue elegido secretario municipal de Podemos, a principios de enero, que Carmena era su candidata. Necesitaba una figura de peso para competir contra PP y PSOE, pero también una figura de consenso para aglutinar una candidatura común de la izquierda, entonces sólo en ciernes. Se lo propuso y ella renegó, así que Montero recurrió al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que se reunió con ella para convencerla. Pero ni por esas: también le dijo que no.

Hasta ayer, cuando, en el último minuto, cambió de idea.

El detonante fue que el Partido Popular eligiera a Esperanza Aguirre de candidata. “Esa figura de una mujer fuerte de derechas oscurece que también hay mujeres fuertes en la izquierda para proponer como alternativa”, resalta. Carmena no es mucho mayor que Aguirre (ocho años) y comparte con ella barrio (su tienda y la residencia de la presidenta del PP madrileño están en Malasaña). Y ya.

“Madrid debe aportar más felicidad a sus gentes, tiene que ser más justa. La sociedad es muy desigual, entre Orcasitas y el barrio de Salamanca hay tanta diferencia...”, se lamenta. ¿Qué es lo más urgente? Coincide con otras voces de la izquierda en la importancia de acabar con los desahucios, pero aporta soluciones concretas: quizá no sea posible evitarlos todos, pero “el Ayuntamiento debe coordinarse con los juzgados” para ofrecer una solución antes de que nadie se quede en la calle.

Apuesta por usar “los mecanismos” del Ayuntamiento para combatir el paro. Ha estado dándole vueltas a cómo modificar la estructura del Ayuntamiento (con 30.000 empleados públicos, casi los mismos que habitantes tiene Teruel) para mejorar su motivación y preparación. Y a lo que está fallando para que los ciudadanos usen el coche en vez del transporte público. Pero son sólo reflexiones: “El programa lo haremos entre todos y yo aportaré mi parte”. La parte de una mujer con casi medio siglo de experiencia luchando por la justicia social.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información