Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un millón para presumir de bajada de impuestos

La Comunidad de Madrid gasta dinero público en una campaña de publicidad para fomentar la conciencia tributaria que incluye mensajes de autopromoción

Campaña de responsabilidad tributaria de la Comunidad de Madrid en el metro.
Campaña de responsabilidad tributaria de la Comunidad de Madrid en el metro.

Los servicios públicos esenciales, como la sanidad, la educación y los servicios sociales, se sufragan con los impuestos. Así que todos y cada uno de los ciudadanos tienen que contribuir por el bien común. Hasta ahí, el mensaje de concienciación tributaria que quiere lanzar el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Lo ha hecho a través de una campaña de publicidad institucional en prensa escrita, televisión, radio, internet, el metro y los autobuses que cuesta 1,1 millones de euros. Pero entre los mensajes para “fomentar el cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias” se han colado otros con los que el Ejecutivo regional presume del logro de haber bajado los impuestos.

“Entre todos, lo hacemos posible”, reza el mensaje principal del anuncio que desde hace unos días se puede ver en muchas estaciones del metro. A un lado de la imagen, un sonriente operario vestido con mono de trabajo sostiene una carpeta donde se lee “factura”. Al otro, una alegre doctora, con estetoscopio incluido, parece estar consultando una tableta electrónica. El mensaje se capta: hay que hacer recibo para pagar impuestos y sufragar la sanidad. En la letra pequeña, la primera idea refuerza la imagen: “Pagando tus impuestos de manera responsable haces posible el mantenimiento y mejora de los servicios públicos”. Hasta ahí, correcto.

"La mejor sanidad"

Con el eslogan “La mejor sanidad y los mejores servicios hacen de Madrid una gran Comunidad”, el Gobierno regional tiene activa otra campaña de publicidad institucional que también ha generado polémica y peticiones de información en la Asamblea de Madrid. Se trata de unos anuncios, que se sufragan con 1,4 millones de euros, destinados en teoría a difundir “programas de prevención y mejora de la salud”, según los pliegos de los contratos. Tanto el PSM como UPyD han puesto el grito en el cielo porque la campaña se limita a presumir de logros en lugar de incluir los “mensajes de utilidad pública de interés general para la población” y “planes de prevención y mejora de la salud”, que es lo que indican los pliegos del concurso.

El problema —al menos, así lo ve UPyD— llega con la segunda frase: “La Comunidad de Madrid ha vuelto a bajar los impuestos y cuenta con el conjunto más amplio de ventajas fiscales”. ¿Contribuye ese mensaje a la conciencia tributaria? ¿O es autopromoción pagada con dinero público a apenas dos meses de las elecciones autonómicas? UPyD lo considera un caso claro de autobombo prohibido por la Ley de publicidad y comunicación institucional de 2005. La Consejería de Economía y Hacienda, en cambio, asegura que la campaña “cumple con los objetivos fijados en el pliego de condiciones técnicas” y respeta la ley de 2005.

Precisamente los pliegos de los dos concursos de la campaña fueron objeto de polémica en octubre pasado. La Comunidad licitó un concurso de creatividad que ganó la empresa Creativos publicitarios por 162.140 euros, IVA incluido. Además, sacó a concurso la difusión: ganó Media Sapiens Spain por 968.000 euros con IVA. Luis de Velasco, portavoz de UPyD en la Asamblea de Madrid, leyó las características del concurso en el blog El BOE nuestro de cada día y decidió enviar una carta a Enrique Ossorio, consejero de Economía y Hacienda, para pedirle que renunciara a la campaña de “autobombo”. “La ley prohíbe expresamente las campañas institucionales de publicidad o comunicación que tengan como finalidad destacar los logros de gestión o los objetivos alcanzados”, escribió.

Lo curioso es que la Comunidad rectificó. O eso parecía cuando el 31 de octubre el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid publicó una “modificación de pliegos” del contrato de la campaña. Suprimió varias expresiones, entre ellas una que indicaba que la creatividad de la campaña tenía que realizarse “poniendo en valor la política fiscal llevada a cabo que ha hecho que los madrileños sean los ciudadanos que menos impuestos pagan de toda España”. También se suprimió esta frase: “En el contexto de una política fiscal de impuestos reducidos para incentivar la economía y prestar mejores servicios a los ciudadanos”. Y sin embargo, ha llegado a los anuncios.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram