Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rita Barberá: “Hemos gobernado sin tropelías, nadie se ha enriquecido”

La alcaldesa pide a quienes buscan "tranquilidad y seguridad" que no "disgreguen" el voto

La regidora de Valencia dice que la oposición tiene aspiraciones "totalitarias"

Rita Barberá comparece ante la prensa tras saberse que volverá a ser candidata a la alcaldía de Valencia ATLAS

Rita Barberá se ha reivindicado este viernes después de que la dirección nacional del PP haya confirmado que volverá a ser candidata a la alcaldía de Valencia, un cargo que ocupa desde 1991. "Han sido los años más felices de mi vida como valenciana", ha dicho. "Hemos gobernado sin tropelías, aquí nadie se ha enriquecido, lo digo con muchísimo orgullo".

Barberá ha llamado al "valenciano medio, a la clase media" que quiere "tranquilidad y seguridad" y "progreso auténtico" a no equivocarse votando a otras opciones que pueden diluir los apoyos que hasta ahora han venido recibiendo los populares en la ciudad. "Son tiempos difíciles" y por ello, según Barberá, no debe "disgregarse el voto".

La alcaldesa ha pedido "la confianza de los valencianos" para repetir y ha considerado que llegan tiempos mejores. "Hemos sufrido mucho durante esta crisis pero se está acabando y llega el tiempo de vida, el tiempo de sonrisa", ha declarado.

La regidora ha admitido que ha "cometido errores, como todo el mundo". Preguntada por ellos, ha respondido que el primer error sería comentarlos. "He podido estar en otros cargos, en otros lugares, pero no he querido separarme ni un kilómetro de mi Valencia", ha dicho Barberá, que ha destacado entre sus "convicciones", "la persona, la vida, la familia y el mérito".

Aunque no ha mencionado a Fabra, que fue confirmado el jueves también como candidato a la Generalitat y con quien no mantiene una buena sintonía, Barberá ha deslizado que ella "nunca" ha hecho "críticas en público" que puedan perjudicar a su partido. Y que si alguna vez ha tenido que hacerlas ha sido en el lugar "que correspondía".

Rita Barberá en 1991 tras ser elegida alcaldesa de Valencia. ampliar foto
Rita Barberá en 1991 tras ser elegida alcaldesa de Valencia.

Una de las cuestiones que ha separado al presidente y a la alcaldesa ha sido la situación de Alfonso Grau, número dos de Barberá, que será juzgado por cinco supuestos delitos en el caso Nóos y al que Fabra ha sugerido que dimita. La regidora no ha respondido este viernes a una pregunta sobre si creía que el vicealcalde debía volver a presentarse a las elecciones.

"A lo mejor alguien podía pensar que era el momento de irme. Y no me voy porque son tiempos difíciles", ha asegurado. Barberá ha dicho que no tiene intención de hablar de sus rivales durante la campaña, pero en la comparecencia ante la prensa en el Ayuntamiento ha mantenido que la "oposición" tiene aspiraciones "totalitarias".

La alcaldesa no ha concretado a quién se refería al afirmar que en las "tertulias" se estaría defendiendo que hay que acabar con el bipartidismo, "pero para que se cree otro de Podemos y Ciutadans". Tampoco ha comentado el vídeo en el que se la ve haciendo muecas desde el balcón del Ayuntamiento a un grupo de personas que la critican durante la mascletà.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >