Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña tendrá cuatro nuevos grados de tres años en 2016

El centro privado madrileño Camilo José Cela ofrecerá seis cursos bajo el nuevo sistema a partir del próximo curso

Cataluña y Madrid serán las primeras comunidades que, de momento, pongan en marcha grados cortos, bajo el nuevo esquema aprobado por el ministerio de Educación y que genera recelos entre los estudiantes. La primera será la universidad privada madrileña Camilo José Cela (UCJC), que pondrá en marcha seis grados el próximo curso. El Consejo Interuniversitario de Cataluña (CIC), por su parte, ha aprobado cuatro grados nuevos, que comenzarán en 2016.

Las propuestas de UCJC tendrán que ser avaladas por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). Sus propuestas son un grado de Comunicación en el que a partir del segundo año, el alumno podrá elegir entre Publicidad y Relaciones Públicas, Periodismo o Comunicación Audiovisual. Otro es Global Studies, que se impartirá en inglés, sobre “el fenómeno de la globalización”. Los otros cuatro son Protocolo y Organización de Eventos; Diseño de Paisaje; Economía y Negocios Internacionales y Criminología y Seguridad.

En Cataluña serán Producción Digital, ofrecido por la Universidad de Barcelona (UB); Estudios Globales, de la Universidad Pompeu Fabra (UPF); Arte Digital, de Universidad Oberta de Cataluña, y Bioinformática, desarrollado en conjunto por UB, UPF y la Universidad Politécnica de Cataluña. El CIC les ha dado luz verde por ser “propuestas singulares que no existen en el actual sistema universitario”, ha explicado Antoni Castellà, secretario de Universidades.

El rector de la Camilo José Cela, Eduardo Nolla, fue el único que votó en contra de la prórroga de dos años para aplicar los grados de tres años respaldada por la Conferencia de Rectores el pasado 3 de febrero. Nolla defiende que “la evolución de la sociedad demanda un tipo de formación diferente. Porque más años de duración del Grado no se traducen necesariamente en una mayor calidad de la formación”, según una nota enviada por la Universidad.

Financiación diferente

Castellà también ha explicado que tres comisiones, con participación estudiantil, analizarán desde marzo la implantación del nuevo sistema en Cataluña y la conveniencia de que algunos de los 450 grados actuales que ofrecen las universidades catalanas pasen al modelo de tres años de grado y dos de máster. Los estudiantes rechazan este modelo porque consideran que encarecerá las matrículas.

El secretario de Universidades insistió en su propuesta de que el primer año de máster cueste lo mismo que el último de grado. Si bien el Real Decreto de 2012 de racionalización de gasto impide cambiar las horquillas de pago (/entre 40% y 60% del costo de las matrícula en máster), Castellà cree que se puede jugar con los umbrales y hacer bonificaciones a través de los Consejos Sociales de las Universidades; es decir, la Generalitat asumiría parte adicional del coste.